Crecen los residuos electrónicos: casi 45 millones de toneladas en 2016
Crecen los residuos electrónicos: casi 45 millones de toneladas en 2016 - Unión Internacional de Telecomunicaciones

Crecen los residuos electrónicos: casi 45 millones de toneladas en 2016

Los expertos calculan que el problema se acrecentará para 2021: sobrepasaremos los 50 millones

Actualizado:

En 2016, los aparatos eléctricos y electrónicos desechados generaron 44,7 millones de toneladas de residuos, o el equivalente a nueve pirámides de Giza. Los expertos calculan que para 2021 el problema crecerá todavía más: sobrepasaremos los 50 millones de toneladas de residuos electrónicos, alerta Naciones Unidas en su último informe.

En 2016, tan solo el 20% de los residuos electrónicos fueron recolectados y reciclados, a pesar de que contenían ricos depósitos de oro, plata, cobre, platino, paladio y otros materiales de gran valor para ser reutilizados, subraya el análisis «Global E-waste Monitor 2017» elaborado por el programa Ciclos Sostenibles de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU). El estudio, concretamente, calcula que el valor de los materiales reutilizables contenidos en este tipo de residuos superaría los 55.000 millones de dólares, más que el producto interior bruto (PIB) de la mayoría de países del mundo.

Los países que más desechos electrónicos generan son Australia y Nueva Zelanda, con 17,3 kilos por persona. El continente americano generó 11,6 kilos de residuos electrónicos por habitante en 2016 y solo recicló el 17%, un registro parecido al de Asia (15%). Sin embargo, el continente asiático genera tan solo un tercio de los residuos por habitante.

¿Qué aparatos son los que generan más residuos?

Los aparatos pequeños, como aspiradoras, microondas, equipos de ventilación, tostadoras, máquinas de afeitar eléctricas, calculadoras, radios, cámaras de video y juguetes eléctricos, por ejemplo, generaron 16,8 toneladas de residuos en 2016. Y se espera que para 2020 esta cifra crezca un 4% cada año.

Los aparatos grandes, por su parte, como lavadoras, secadoras, friegaplatos, hornos eléctricos, impresoras y paneles fotovoltaicos generaron 9.2 toneladas de residuos en 2016, cuyo crecimiento anual hasta 2020 se estima, también, en un 4%.

Los aparatos denominados de «cambio de temperatura», donde destacan las neveras, congeladores, aires acondicionados y calentadores, generaron 7,6 toneladas de residuos en 2016, y se calcula que crecerán un 6% anualmente.

Por último, los aparatos de telecomunicaciones pequeños, como móviles, ordenadores, calculadoras o sistemas de GPS, entre otros, generaron casi 4 toneladas de residuos en 2016, con un crecimiento proyectado del 2% cada año.

Reciclar, reutilizar y reparar

Un dato optimista, apunta Naciones Unidas en una nota, es que cada vez más países están aprobando leyes para el reciclaje de residuos electrónicos y eléctricos. Actualmente son 67 los países comprometidos con el problema de la acumulación de desechos electrónicos. Pero «queda mucho por hacer», explican los autores del informe: tan solo 41 países cuantifican los residuos que se generan y reciclan oficialmente. El paradero de la mayoría de los desechos (34 toneladas de más de 44) sigue siendo desconocido.

El paradero del 77% de los residuos electrónicos sigue siendo desconocido

En los países donde no existen regulaciones sobre residuos electrónicos este tipo de desecho se trata a menudo como cualquier otro residuo, causando graves riesgos al medio ambiente y a la salud de las personas a la hora de manejar los materiales tóxicos de los aparatos, así como consecuencia de la extracción de recursos valiosos como el cobre o el oro por grupos informales que no ofrecen protecciones a sus trabajadores, denuncia Naciones Unidas. Desde el organismo internacional abogan por que se mejore el diseño de los componentes en los aparatos electrónicos y eléctricos para que resulte más fácil reciclarlos. Y por que se reutilicen los equipos viejos.