Natural - Biodiversidad

Tirotean a un nuevo halcón urbano nacido en Madrid durante la media veda en Castilla-La Mancha

El goteo de casos de abatimiento de otras especies protegidas evidencia que persisten malas prácticas en algunos cotos, denuncia SEO/BirdLife

El ejemplar de halcón peregrino nacido en Fuenlabrada la primavera pasada que ha sido tiroteado, junto a su hermano
El ejemplar de halcón peregrino nacido en Fuenlabrada la primavera pasada que ha sido tiroteado, junto a su hermano - NIKO LÓPEZ | SEO

Ha muerto un ejemplar de halcón peregrino que había nacido en Fuenlabrada (Madrid) la pasada primavera tras ser abatido durante la media veda en la Comunidad de Castilla-La Mancha.

Hace unos días el ave ingresó todavía con vida en el Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) de Sevilleja de la Jara de Toledo. Había sido hallada en estado grave en el término municipal de Viso de San Juan (Toledo) y presentaba una fractura en el ala producida por el impacto de varios perdigones que, posiblemente, le iban a impedir regresar a la naturaleza de nuevo.

Hasta el próximo miércoles, 21 de septiembre, está abierto el periodo de media veda en Castilla-La Mancha, en el que solo se permite la caza de codorniz, tórtola común y paloma torcaz, urraca y zorro, informa SEO/BirdLife en una nota.

«El goteo de casos de abatimiento de otras especies protegidas evidencia que persisten malas prácticas en algunos cotos», se lamentan desde la organización. SEO/BirdLife recuerda que el Código Penal castiga el abatimiento de especies protegidas con penas de prisión, multas e inhabilitación. El halcón es una de ellas: cuenta con protección a nivel europeo y nacional, y está catalogada como «Vulnerable» tanto en Castilla-La Mancha como en la Comunidad de Madrid.

No se trata de un incidente aislado: en 2015 y 2013, SEO/BirdLife interpuso sendas denuncias por la muerte por disparos de dos halcones marcados por la organización ambiental. Dada la baja tasa de detección de los ejemplares abatidos, que suele ser del 10%, es de suponer que esta situación podría ser mucho más grave.

¿Qué hacía un halcón urbano en los campos de Toledo?

«Una vez han aprendido a volar y cazar, los jóvenes halcones inician una etapa de dispersión que les lleva a buscar territorios lejos de su lugar de nacimiento, al que volverán cuando llegue la época de cría. Estamos constatando que las tasas de supervivencia disminuyen notablemente en este periodo, que coincide, en parte, con la media veda», apunta la bióloga de SEO/BirdLife, Arantza Leal, encargada del seguimiento de los halcones urbanos.

El ave abatida portaba una anilla metálica oficial y una anilla de PVC de lectura a distancia: su código es «0FP», lo que significa que se trata del pollo más pequeño del nido, que fue marcado a mediados del mes de abril

Leal: «Los halcones urbanos son claves para asegurar la población de la especie; en territorios no urbanos está experimentando un grave declive»

El ejemplar es uno de los 20 halcones urbanos nacidos este año en la Comunidad de Madrid, «todo un éxito reproductivo en zonas urbanizadas», se congratulan desee SEO/BirdLife, que realiza el seguimiento científico de la especie desde hace más de 15 años en los nidos que van surgiendo en los diferentes municipios de la región. En estos momentos, siete parejas crían en Madrid ciudad, una pareja en Alcalá de Henares, otra en Leganés y una última en Fuenlabrada.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios