Natural - Biodiversidad

Preocupación en Australia: la Gran Barrera, en riesgo de ser declarada Patrimonio en peligro

De las 151 acciones previstas por el Gobierno para los próximos cinco años solo se han ejecutado 32, centradas en la gestión del impacto de puertos y el dragado, informa el ministro de Medio Ambiente

La Gran barrera de coral australiana comenzó a deteriorarse en la década de 1990
La Gran barrera de coral australiana comenzó a deteriorarse en la década de 1990 - CHRIS CONRWALL

La Gran Barrera de Coral, el mayor sistema coralino del mundo situado en el noreste de Australia, corre un mayor riesgo de entrar en la lista de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) de Patrimonio en peligro, admitieron hoy fuentes oficiales.

Los gobiernos de Australia y el del estado de Queensland enviaron a la Unesco el informe sobre la evolución del plan de recuperación de este espacio marino hasta 2050 aprobado el año pasado para evitar que fuera declaro en peligro.

El informe señala que de las 151 acciones previstas en los cinco primeros años se han completado solo 32, centradas en la gestión del impacto de puertos y el dragado, informa el ministro de Medio Ambiente, Josh Frydenberg, en un comunicado.

Sin embargo, el titular de la misma cartera de Queensland, Steven Miles, señaló que el último caso de blanqueo de corales, el peor registrado en la Gran Barrera, ha aumentado la probabilidad de que la Unesco la incluya en la lista roja.

«Al catastrófico evento de blanqueo se suma el fracaso en aprobar las leyes para reducir la tala de árboles (...); estos dos elementos juntos aumentan el riesgo de que haya ese nivel de alerta», dijo Miles a la cadena ABC.

La Gran Barrera tardará 15 años en recuperarse del último episodio de blanqueamiento

El blanqueo ha causado la muerte este año del 67% de los corales de la Gran Barrera y los expertos calculan que harán falta al menos entre 10 y 15 años para que el coral se recupere en la zona más septentrional, la más afectada.

La filial australiana del Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF) puso en duda los avances señalados en el informe gubernamental y denunció el incumplimiento de medidas para mejorar la calidad del agua, como la regulación de la tala de árboles.

La salud de la Gran Barrera, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios