La región más afectada por la pérdida de biodiversidad es América del Sur
La región más afectada por la pérdida de biodiversidad es América del Sur - Tatsuya Amano

Los Gobiernos influyen más que el cambio climático en la pérdida de biodiversidad

Aunque las áreas protegidas continúan aumentando, una gobernanza ineficaz podría socavar los esfuerzos de conservación, advierten los científicos

Actualizado:

Un estudio de casi 30 décadas, basado en big data, sobre los cambios en las poblaciones de aves acuáticas a nivel mundial ha desvelado que analizar los efectos de una gobernanza ineficaz es la mejor manera de predecir la disminución en el número de especies; resulta más efectivo que los análisis sobre el crecimiento económico, el cambio climático o el aumento de la población humana, por ejemplo, según un trabajo publicado en la revista científica Nature.

Los investigadores apuntan que las áreas protegidas mantienen la biodiversidad solo cuando están situadas en países que son razonablemente estables a nivel político y con estructuras legales y sociales sólidas.

Los humedales se encuentran entre los ecosistemas más amenazados

En la investigación, dirigida por Tatsuya Amano de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), se ha examinado el estado de las especies de aves acuáticas desde 1990 como referente para las tendencias de la biodiversidad, dado que sus hábitats húmedos se encuentran entre los más diversos y también entre los más amenazados de la Tierra. Se examinaron más de 2,4 millones de registros anuales de 461 especies de aves acuáticas pertenecientes a casi 26.000 censos realizados en todo el mundo.

El equipo modeló los cambios en las especies en las distintas naciones y regiones recogidos en estos y otros censos y los comparó con los indicadores mundiales de gobernabilidad que miden, entre otros, las tasas de violencia, el estado de derecho, la corrupción política o el producto interno bruto (PIB).

Según sus resultados, las aves acuáticas están en declive en lugares donde la gobernanza es, en promedio, menos efectiva: Asia occidental y central, África subsahariana y América del Sur. «La gobernanza ineficaz a menudo se asocia con la falta de aplicación e inversión ambiental, lo que lleva a la pérdida de hábitat», explica Amano.

Los investigadores consideran que la mala gestión del agua y la construcción de presas en algunas zonas de Asia y América del Sur ha causado que se sequen humedales en países como Irán y Argentina, incluso en áreas designadas como protegidas.

La región más afectada por la pérdida de biodiversidad en este estudio fue América del Sur, con un declive anual del 0,95%, que equivale a un declive del 21% en los últimos 25 años. No obstante, también se ha observado una pérdida severa de especies en las áreas del interior de Asia occidental y central.

El estudio también reveló una relación entre la velocidad en el crecimiento del PIB y la biodiversidad: cuanto más rápido crecía el PIB per cápita, mayor era la disminución de las especies de aves acuáticas.

Cuanto más rápido crece el PIB, mayor es la disminución de las especies

«Aunque la cobertura global de las áreas protegidas continúa aumentando, nuestros hallazgos sugieren que una gobernanza ineficaz podría socavar los beneficios de estos esfuerzos de conservación de la biodiversidad», subraya Amano, quien añade que «la gobernabilidad y la estabilidad política tiene que ser una consideración vital cuando se desarrollen políticas y programas ambientales futuros».