Internacional

Turquía suspende de empleo a casi 11.300 profesores por supuestos vínculos con el PKK

El primer ministro, Binali Yildirim, estima que hasta 14.000 docentes tienen conexión con la milicia kurda

El presidente turco, Tayyip Erdogan, se dirige a los gobernadores este jueves
El presidente turco, Tayyip Erdogan, se dirige a los gobernadores este jueves - Reuters
Javier Pérez de la Cruz Corresponsal En Estambul - Actualizado: Guardado en:

Las purgas masivas continúan en Turquía, solo que con nuevos protagonistas. Hasta el momento el Ejecutivo había justificado las detenciones y despidos de decenas de miles funcionarios por supuestas conexiones con el movimiento del clérigo Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado del 15 de julio. En cambio, ahora el objetivo es la red del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), milicia con la que el Ejército turco protagoniza sangrientos enfrentamientos en el sudeste del país.

Un total de 11.285 profesores han sido suspendidos de empleo por apoyar “una organización terrorista y separatista”. El anuncio del ministerio de Educación no nombraba específicamente al PKK, pero las autoridades utilizan normalmente dicha fórmula para referirse a esta organización considerada terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

De acuerdo con una fuente gubernamental, se trata de una «suspensión temporal» a la espera de una «investigación formal». La fuente no ha detallado de qué tipo apoyo se trata, aunque «de forma más general, este tipo de acciones se toman en base a pruebas concretas como conexiones financieras, esfuerzos por reclutar, etc».

La agencia de noticias semioficial Anadolu ha señalado que los profesores suspendidos recibirán dos tercios de su salario hasta que terminen los juicios.

Purgas en el ministerio de Educación

El número de docentes apartados se espera que aumente en los próximos días. «Se estima que un total de 14.000 profesores que trabajan en esta región tienen cierto tipo de conexión con el terrorismo», aseguró hace pocos días el primer ministro Binali Yildirim desde la ciudad de Diyarbakir, la localidad más importante del sudeste kurdo de Turquía.

El ministerio de Educación también es uno de los que más afectados se ha visto por las purgas desatadas contra los gülenistas. Hace apenas una semana un decreto firmado por el presidente Recep Tayyip Erdogan suponía la expulsión de 28.163 de sus empleados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios