Internacional

El rap de Venezuela se alza contra el régimen

Akapellah ha sido el último en sumarse a la lista de músicos venezolanos que denuncian la delicada situación política y económica que se vive en su país

Fotograma extraído de «Milki»
Fotograma extraído de «Milki» - YouTube (@AkapellahOficial)

Históricamente el rap es un género que refeja fielmente lo que se vive y se siente en las calles. Pedro Elías Aquino Cova, más conocido como Akapellah, ha sido el último de los «hiphoperos» de Venezuela en alzar su música contra la situación económica que está viviendo el país.

Este MC («master of ceremony», término utilizado para definir a los cantantes de rap), es uno de los más respetados en la escena del hip-hop de habla hispana, además de ser uno de los «gallos» que más ingenio y fluidez ha mostrado los últimos años en las batallas de freestyle (duelos entre MC’s mediante la improvisación), proclamándose campeón de la God Level Fest de 2014 en Chile.

«Milki» es el nuevo single del artista oriundo de Maracay. Publicado hace unos días, ha generado un importante revuelo: «milki» es una abreviatura de «mil quinientos bolívares», el precio que, tal y como reza el estribillo, alcanza «ya la vaina más pendeja» en Venezuela actualmente. Sobre una base «trap», y a través de una letra satírica, Akapellah denuncia la tan terrible como creciente inflación que se vive en el país caribeño, y que muchos economistas aventuran que cerrará el año por encima del 1000%. «La universidad sigue estática, las autoridades son cínicas. De paso mataron a unos cuantos chamos marchando en la marcha pacífica» son algunas otras denuncias presentes en la canción. El videoclip fue rodado en la isla de Margarita -donde Maduro recibió una sonora cacerolada recientemente-, y en él podemos observar al rapero quemando billetes en una hoguera, reforzando la idea del poco valor que está tomando la moneda local.

Son muchos los artistas nativos los que se han pronunciado al respecto, pero en el caso del hip-hop, uno de los movimientos musicales y culturales predominante en el país, resulta especialmente llamativo, ya que entre sus referentes encontramos ideologías políticas muy diferentes. Pero incluso los raperos que se han declarado afines a la ideología chavista no han dudado en mostrar su malestar ante las injusticias del régimen de Nicolás Maduro. Es el caso de otros artistas hip-hop como Rekeson o el desaparecido Canserbero, que mostraron su repulsa a la violencia de la Guardia Nacional Bolivariana o al control mediático de forma muy crítica en redes sociales.

Probablemente Nk Profeta sea el mayor exponente del fenómeno rap contra el régimen chavista. «Perdónalos» es el último trabajo polémico que el caraqueño ha dedicado a la situación del país y a la corrupción de Venezuela. Anteriormente también abordó la situación política con «Sr. Presidente» (mensaje a Hugo Chávez, publicado en 2010), «Puro Bla Bla» (2013) o «La Carta Magna» (2014).

Censurado por las instituciones en radio y televisión, el hip-hop venezolano ha encontrado su hueco en internet, que además le ha servido como plataforma para convertirse en referencia del género en español. Son varios los artistas, como Apache o McKlopedia, los que acostumbran a realizar presentaciones de discos o conciertos dentro de las cárceles venezolanas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios