Rafael Correa, durante su intervención en el Club Internacional de Prensa en Madrid
Rafael Correa, durante su intervención en el Club Internacional de Prensa en Madrid - Efe

Rafael Correa critica que Lula vaya a prisión en Brasil y aplaude la condena a Leopoldo López en Venezuela

El expresidente de Ecuador asegura que se busca «exterminar a la izquierda», mientras considera que el líder opositor venezolano está privado de libertad por instigar la muerte de más de 40 personas

MadridActualizado:

El expresidente de Ecuador Rafael Correa denunció este jueves en Madrid la «judicialización de la política» para «exterminar a la izquierda» en América Latina, mientras que defendió la privación de libertad en Venezuela a opositores como la del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López.

Correa, de gira estos días por España, arremetió contra el reciente encarcelamiento por corrupción del expresidente de BrasilLuiz Ignazio Lula da Silva, así como el del vicepresidente de Ecuador, Jorge Glass, condenado a seis años de prisión. Estos casos responden al intento de impedir que la izquierda «gane elecciones», en el que así mismo incluyó a la exmandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner, procesada por un juez por encubrir supuestamente a los iraníes acusados del atentado a una mutua judía en Buenos Aires en 1994.

Por el contrario, Rafael Correa defendió que Leopoldo López permanezca en arresto domiciliario y sin posibilidad de presentarse a las elecciones presidenciales convocadas por Nicolás Maduro para el próximo 20 de mayo en Venezuela. «En un Estado de Derecho se persiguen delitos, no personas», recalcó. En este sentido, apuntó que a López se le condenó porque «hubo 43 muertos» que impulsó el líder de Voluntad Popular, en alusión a las protestas de 2014. López fue condenado en 2015 a cerca de 14 años de prisión por incitación a la violencia, que primero estuvo cumpliendo en la prisión militar de Ramo Verde y en la actualidad en situación de arresto domiciliario.

«Si lo ocurrido en Brasil sucede en Venezuela, habrían invadido Venezuela»

Para el expresidente de Ecuador, que llevó las riendas del país entre 2007 y 2017, si lo sucedido con Lula en Brasil hubiese ocurrido en Venezuela, «habrían invadido Venezuela». «Que censuren a Brasil por no permitir que Lula participe» en las elecciones, sugirió.

Para Correa, existe «una doble moral internacional sobre la corrupción», para lo que puso como ejemplo el caso Odebrecht, que a su juicio no se daría sin los paraísos fiscales existentes, entre los que citó Andorra, varios británicos y los estados de Florida, Delaware y Nevada, en EE.UU.

En otro momento de su intervención en el Club Internacional de Prensa, en este caso sobre la situación económica, comentó que «hay mucha propaganda contra Venezuela y mucho boicot, interno e internacional». No obstante, reconoció que «hay problemas económicos» y que «se cometieron errores» en ese país. Al ser preguntado sobre posibles soluciones, indicó que es necesario reformar el sistema cambiario y acumular las reservas de dólares ahora repartidas para «poder aguantar cualquier ataque».

«Lenín Moreno nos robó el partido»

Por otra parte, Rafael Correa tuvo duras palabras para su sucesor en la presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, pese a que se presentó por el que entonces era su mismo partido, Alianza País (AP). La acusó de «alta traición» y de «robarle» el partido. Ese es el motivo, adujo, de haber regresado a la arena política, aunque insistió en que no será candidato a nada. El pasado febrero, triunfó el sí en una consulta popular convocada por Moreno en la que, entre otras cuestiones, se proponía a los ciudadanos una limitación de mandatos políticos, que impide a Correa que pueda volver a aspirar a la presidencia. El ex jefe del Estado, no obstante, destacó que la campaña por el no que él lideró obtuvo un 37% a pesar de diversas trabas y se mostró convencido de que, de haber durado la campaña un mes más, su posición habría triunfado.

Según Rafael Correa, «el momento dulce de América Latina pasó». Se refería a una «época dorada» en la que había ocho gobiernos de izquierdas en Sudamérica: Ecuador, Venezuela, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y Bolivia. Gracias a ello, explicó, «92 millones de sudamericanos salieron de la pobreza».

«Ganar elecciones no es suficiente para la izquierda, porque los poderes fácticos siguen intactos y se necesita mucha más organización social»

De acuerdo con su análisis, la izquierda cometió «el error» de creer que «ganar elecciones era suficiente». Se trataba de «una ingenuidad», opinó, ya que «ganar elecciones no es ganar el poder», puesto que «el poder económico y mediático sigue en las mismas manos». «Hay poderes fácticos que quedan intactos», continuó su razonamiento. Por eso considera que se necesita «mucha más organización social». «No es suficiente con vencerlos con las reglas de la democracia burguesa», aseveró.

«La Cumbre de las Américas va a ser intrascendente»

Correa también se refirió a la Cumbre de las Américas que comienza este viernes en Lima y que, a su modo de ver, «va a ser intrascendente». «Esas cumbres no sirven para mucho» y en este caso en concreto «van a faltar muchos actores fundamentales», subrayó.

Uno de los ausentes en la capital peruana será precisamente Maduro, al que Perú retiró la invitación. El propio presidente venezolano anunció esta semana que no asistiría y la tachó de «pérdida de tiempo».