Internacional

Dos presos liberados de Guantánamo el primer semestre de 2016 se unieron a grupos armados

Estados Unidos abrió las instalaciones en 2002, tras los ataques del 11 de septiembre, para mantener detenidos a lo que describe como sospechosos de terrorismo

Una de las puertas de entrada a la prisión de Guantánamo
Una de las puertas de entrada a la prisión de Guantánamo - AFP
EUROPA PRESS Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Gobierno de Estados Unidos ha confirmado este miércoles que, durante los seis primeros meses de 2016, dos de los presos liberados de la base naval de Guantánamohan vuelto a las filas de grupos armados.

La oficina del director de Inteligencia Nacional ha detallado en su informe que un total de nueve personas liberadas de la citada prisión han vuelto a tomar las armas desde la llegada a la Presidencia de Barack Obama en 2009. Así, ha indicado que, de estas nueve personas, una ha muerto y otras ocho se encuentran fugadas. Asimismo, ha apuntado que las autoridades estadounidenses han trasladado a 161 presos de Guantánamo en este mismo periodo de tiempo. Por ello, apunta a que el porcentaje total de presos que se han unido a estos grupos tras su liberación es del 5,6%, por debajo del 17,6% —122 de 693— de la etapa previa a la llegada de Obama al poder.

Estados Unidos abrió las instalaciones de Guantánamo en 2002, tras los ataques del 11 de septiembre, para mantener detenidos a lo que describe como sospechosos de terrorismo. Muchos de ellos han permanecido años sin que se presentaran cargos contra ellos o se les juzgara, lo que ha desatado numerosas críticas por parte de la comunidad internacional.

El informe ha sido publicado un día después de que la Casa Blanca amenazara con vetar el proyecto de ley que maneja la Cámara de Representantes para prohibir el uso de fondos federales para trasladar a detenidos de Guantánamo a Estados Unidos o cualquier otro país. En su comunicado, ha resaltado que el proyecto «acabaría con la capacidad del Ejecutivo de determinar las opciones apropiadas para los detenidos, incluido su traslado, en línea con la seguridad nacional y una política de tratamiento humano».

Así, ha agregado que la gestión de Guantánamo «debilita la seguridad nacional acabando con los recursos, dañando las relaciones con aliados y socios clave y alentando a extremistas violentos», según ha informado el diario estadounidense «The Washington Times». El Gobierno estadounidense ha trasladado a decenas de detenidos a varios países que han aceptado acogerles. En la actualidad hay 61 presos en la base naval, situada en Cuba, si bien muchos de ellos han visto ya autorizado su traslado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios