Entrevista a William McCants

«Irak necesita el apoyo de las tropas especiales de EE.UU. para reconquistar Mosul»

El autor de «El apocalipsis del ISIS», que fue asesor del Dpto. de Estado de EE.UU., disecciona el culto al final de los tiempos de Daesh tras perder la localidad de Dabiq en Siria y el derrumbe paulatino del «califato»

Combatientes rebeldes cerca de graffitis de Estado Islámico y dibujos en una pared en la ciudad de Dabiq, al norte de campo Alepo, Siria
Combatientes rebeldes cerca de graffitis de Estado Islámico y dibujos en una pared en la ciudad de Dabiq, al norte de campo Alepo, Siria

La guerra contra Daesh llega a uno de sus momentos más decisivos. En Mosul, donde el califa Ibrahim o Abu Bakr al Bagdadi proclamó su califato en verano de 2014, se libra la gran batalla de este 2016, con un Estado Islámico que ve como el territorio que ha llegado a controlar se desmorona paulatinamente. La ofensiva de las tropas iraquíes, con los kurdos de las milicias peshmerga y la coalición internacional, se produce en pleno «momentum» de las fuerzas antiyihadistas tras la liberación en Siria de Dabiq, de 5.000 habitantes, que según profecías suníes propagadas en los últimos años por Daesh sería el lugar donde se libraría la última batalla contra el Ejército de los cruzados de Roma.

William McCants
William McCants- Deusto

«La chispa se ha encendido aquí en Irak, y su calor se intensificará ... hasta que logre quemar los ejércitos cruzados en Dabiq», profetizó Abu Musab al Zarqawi, líder de Al Qaida en Irak hasta que murió en un bombardeo estadounidense en 2006. Este batallón, según la retórica yihadista, lo lideraría Barack Obama por estar al frente de una gran coalición internacional. Tras la victoria llegarían la conquista de Constantinopla (hoy Estambul, Turquía) y la derrota final de la versión islámica del Anticristo, llamado Dajjal. «La Hora no llegará antes de que los romanos lleguen a Amaq o a Dabiq. Un ejército compuesto por los mejores hombres de su tiempo saldrá a su encuentro desde Medina». Esta profecía aparece traducida del árabe en «El Apocalipsis del ISIS» (Deusto), libro de William McCants, investigador del instituto Brookings y exasesor del Departamento de Estado de EE.UU. en materia yihadista. McCants disecciona el culto al final de los tiempos, la psicología y la propaganda yihadista, seductora para los fanáticos que han elegido morir por el Estado Islámico.

Los yihadistas han proclamado que el envío de tropas de EE.UU. significaría cumplir la profecía de Apocalipsis. En estos días se está librando la gran batalla de Irak para arrebatar Mosul a Daesh. ¿Cómo lo ve?

El Ejército iraquí necesita el apoyo de aviones de Estados Unidos y las fuerzas de operaciones especiales para que pueda retomar Mosul. Pero Mosul no es parte de la hora final del Apocalipsis, que está en Dabiq, Siria. EE.UU. envió un pequeño contingente de fuerzas de operaciones especiales para ayudar a los rebeldes sirios a su reconquista.

Usted escribe que a pesar de que la mayor parte de los combatientes extranjeros no sabe lo esencial del Islam -muchos de ellos no han pasado del manual «Islam para Dummies»-, los líderes son especialistas del Corán, incluso habiendo hecho tesis sobre el mismo. ¿Esta es una de las principales diferencias con respecto a Al Qaida o los talibanes? ¿Ahora es menos importante estudiar el islam para estos grupos?

El caso de Daesh es inusual debido a que un estudioso del Corán como Bagdadi dirige la organización. Aún así, los líderes de los talibanes son los estudiantes de la madraza (eso es lo que significa la palabra «talibán»). Y los líderes de Al Qaida entienden las escrituras islámicas.

Para los próximos grupos yihadistas que puedan surgir, ¿predominará la idea de mejor ser temido que amado por las tribus locales?

Los grupos yihadistas difieren en gran medida sobre cómo cooperar con las tribus. Al Qaida coopera con ellos mucho, ISIS menos. Aún así, ISIS ha logrado incorporar a un notable número de tribus, que han sido cruciales para el éxito de la organización.

«Este no es el apocalipsis de Bin Laden», incide en el libro, refiriéndose a que la generación del antiguo líder de Al Qaida no veía en el Apocalipsis un arma potente de reclutamiento. ¿Cree que el califa Ibrahim (Bagdadi) ya ha borrado el legado de Bin Laden?

No, Ibrahim ha formado un legado que ahora competirá con el legado de Bin Laden. Ofrecen dos enfoques diferentes para la guerra revolucionaria.

Según ha escrito en este libro, Bagdadi se puede comparar con Frank Underwood en la serie «House of Cards» en la forma de llegar a la cúspide de Daesh. ¿Por qué esto? ¿Podría describir a Bagdadi en una frase?

Bagdadi es un hombre astuto que sobrevivió a la política de feroz de ISIS y llegó a la cima.

¿Y Bin Laden, Zawahiri y Mula Omar?

No sabemos mucho acerca de Mula Omar porque se ocultó del resto del mundo. Bin Laden era un hombre de negocios que creó un conglomerado terrorista. Zawahiri ha sido un revolucionario toda su vida.

Se ha conocido recientemente los asesinatos de varios líderes de propaganda como Abu Mohamed al Adnani, después de descubrir su importancia como portavoz, líder de la captación yihadista en Europa, jefe de los servicios secretos... ¿Puede ISIS reemplazarlos?

Daesh está perdiendo rápidamente sus comandantes y propagandistas más experimentados. Sus sustitutos no serán tan capaces.

Diáspora yihadista hacia Europa

¿Considera que los «nuevos» vínculos de Daesh con las redes de tráfico de drogas a Europa Occidental están relacionados con la gran crisis económica del autodenominado califato?

No creo que los vínculos de ISIS con las redes de tráfico de drogas a Europa occidental puedan relacionarse a la crisis económica del grupo terrorista. Más bien, han construido estos vínculos mediante las extensas redes que tiene entre los europeos y los norteafricanos .

En otras palabras, ¿no tiene ISIS nuevas fuentes para financiar su «Estado» después de perder todos los territorios con pozos de petróleo en Irak?

Sí, y va a seguir desarrollando otras nuevas fuentes. La organización es muy buena en la recaudación de dinero a través de la actividad criminal.

Daesh ha reclutado a más combatientes extranjeros que cualquier otro grupo terrorista en la historia. Según se puede entender del libro, el éxito del sistema de reclutamiento de ISIS con respecto a otros grupos en el pasado se debe a la simbiosis entre el mito (el Apocalipsis) y los objetivos militares. ¿Por qué?

ISIS asegura haber reinstaurado el reino de Dios en la tierra. Es una idea poderosa en el islam suní e ISIS es el grupo yihadista que ha hecho la reivindicación más verosímil de un califato desde que fue abolido en los años veinte.

¿Por qué la idea de Califato emerge una y otra vez?

Después de la muerte del fundador del islam, los musulmanes concibieron la creación de un califato para mantener la cohesión política y religiosa de la política islámica. A lo largo de los siglos, los militantes musulmanes han reivindicado un califato para justificar sus revoluciones o conquistas.

De acuerdo con el Corán, ¿está el verdadero califa por encima de la ley islámica?

En la filosofía clásica de política islámica, el califa debe aplicar la ley de Dios. En la práctica, a menudo ha sido él mismo quien ha creado la ley.

Para algunos estudiosos, la era dorada del Islam se caracterizó por una gran creatividad cultural e intelectual. ¿Era tan idílico Al Andalus?

En los primeros siglos del Islam, los musulmanes no eran mayoría en las tierras que conquistaban. Para gobernar tenían que basarse en gran medida en el talento de sus súbditos no musulmanes. Esto condujo a un gran florecimiento intelectual.

Como usted ha escrito en su libro, durante el Califato Abasí los principales líderes bebían vino. ¿Cómo puede justificar Daesh tomar drogas?

Los salafistas o bien niegan que pasó o dicen que tales actos no convierten a alguien automáticamente en infiel, solo en un mal musulmán. No he visto a ISIS tratar de justificar el uso de drogas a pesar de que sus soldados consuman estimulantes.

Si ISIS colapsa, ¿Europa y los Estados Unidos recibirán microcélulas terroristas? ¿Es este el próximo escenario de la yihad global?

Estados Unidos no va a recibir muchas células terroristas de ISIS que huyen de Siria e Irak, por estar alejado del conflicto por un océano. Esas células se van donde pueden, que es Europa, Oriente Medio y África del Norte.

Después del nuevo papel del ex al Nusra, ¿el Frente de la Conquista del Levante va a lograr unir bajo su marca a los diferentes grupos rebeldes y fuerzas salafistas en Siria?

Nusra está luchando con otros rebeldes salafistas para controlar más territorio en Siria. No es probable que se unan a los rebeldes bajo su bandera.

¿La pérdida del «califato» devolverá la supremacía de Al Qaida, que solía vivir «sin tierra»?

Eso depende de lo que vaya a hacer ISIS. Si sigue llevando a cabo ataques espectaculares en el extranjero, se mantendrá a la vanguardia de la yihad global.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios