Internacional

Grecia deportará a 250 inmigrantes a la semana a partir de noviembre

Se pretende trasladar a los refugiados que no puedan ser devueltos a Turquía a centros del territorio continental para «descongestionar» la situación de las islas del Egeo oriental, donde hay 14.053 refugiados para 7.450 plazas

Dos niños posan para una fotografía el campo de refugiados de Souda, en la isla griega de Quíos
Dos niños posan para una fotografía el campo de refugiados de Souda, en la isla griega de Quíos - AFP
EFE Atenas - Actualizado: Guardado en:

El ministro de Migración griego, Yanis Muzalas, ha anunciado este viernes que Grecia podría empezar a deportar desde noviembre a 250 inmigrantes a la semana siempre que no hayan solicitado estatus de refugiado. Muzalas ha explicado en el Parlamento que ese objetivo podría cumplirse si la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) colabora enviando funcionarios a Grecia. Según el ministro, el país ha triplicado el número de funcionarios de asilo -de 200 a 600-. También ha declarado que si EASO manda «urgentemente» a 80 expertos en asilo más, Atenas estaría preparada para llegar a ese ritmo de devoluciones amparada en el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y Turquía.

Además el ministro heleno ha asegurado que los planes inmediatos del Gobierno incluyen trasladar a todos aquellos refugiados que no puedan ser devueltos a Turquía a centros del territorio continental para «descongestionar» la situación de las islas del Egeo oriental, donde, según cifras, hay 14.053 refugiados para 7.450 plazas disponibles. Solo en las últimas 24 horas desembarcaron 56 personas en dichas islas.

El hacinamiento y la precariedad en los campamentos de refugiados de estas islas hace aumentar la tensión tanto entre los inmigrantes, que no ven salida a su situación, como entre la población local, que ve como se perpetúa un fenómeno que iba a ser temporal, lo que llegó a provocar en las pasadas semanas incidentes en Lesbos y Quíos. Muzalas ha dicho además que el Gobierno tratará de convencer a los socios de la UE más reticentes para poder trasladar -temporalmente, ha remarcado- al continente a aquellos inmigrantes destinados a ser deportados. Por último, el ministro ha recalcado que, según sus informaciones, últimamente llegan desde Turquía «más migrantes que refugiados (personas que puedan alcanzar el estatus)».

Algo corroborado hace unos días por la prensa helena, que aseguraba que mientras en 2015 el precio del paso de la costa turca a las islas era 1.500 euros por persona, tras el acuerdo UE-Turquía sirios y afganos prefieren esperar su reubicación desde Turquía. Esto ha hecho que los traficantes hayan bajado el precio a los 200 o 300 euros por persona, con lo que el paso es más atractivo para inmigrantes de Paquistán y del Magreb. Desde principios de 2016 han sido repatriados a Turquía 624 extranjeros de diversas nacionalidades en el marco del acuerdo UE-Turquía, 46 de ellos turcos, y 1.055 nacionales de terceros países en el marco del protocolo de readmisión bilateral vigente entre Atenas y Ankara. Otras 4.543 personas volvieron voluntariamente a sus países con ayuda de la Organización Internacional para la Migraciones (OIM).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios