Detienen al presidente de Oxfam Internacional Juan Alberto Fuentes en Guatemala por corrupción

El arresto, por un caso de corrupción local, ha tenido lugar en medio de la mayor crisis de reputación de la ONG de ayuda humanitaria. En el marco de la operación también se ha detenido al expresidente del país Álvaro Colom

Actualizado:

Dicen que las desgracias nunca vienen solas. En el caso de Oxfam parece cumplirse sobradamente ese dicho, pues 24 horas después de que dimitiera la directora adjunta de la ONG, Penny Lawrence, como consecuencia de la contratación de prostitutas por parte de sus trabajadores en Haití, en 2011, tuvo lugar ayer la detención del presidente de Oxfam Internacional, el guatemalteco Juan Alberto Fuentes Knight.

Ministro de Finanzas durante el Gobierno de Álvaro Colom (2008-2012), es uno de los diez detenidos, junto a otros exministros y el propio exmandatario, por un caso de corrupción en el Transurbano. La operación se enmarca dentro de una investigación por una supuesta malversación de fondos en este modelo de transporte, según informó el diario «Prensa Libre».

Juan Alberto Fuentes fue nombrado presidente de Oxfam Internacional en abril de 2015, en sustitución de Joris Voorhoeve, con la idea de llevar a cabo algunos cambios en la organización, convirtiéndola en «una confederación más global, dinámica e influyente», según explicó en su momento la ONG. Por su parte, el exministro asumió el cargo convencido de que estos cambios contribuirían a alcanzar los objetivos clave de la organización, «que siguen siendo combatir la pobreza y la desigualdad y ayudar a las personas a aprovechar las oportunidades que se les presentan para tener una vida mejor». Unas intenciones que han quedado desdibujadas tras las últimas revelaciones, que han abierto una grave crisis dentro de la organización. Por una parte, debido al cuestionamiento ético de sus acciones al que se suma la incertidumbre sobre la continuidad de sus fuentes de financiación, ante las advertencias tanto del Gobierno británico como de la Unión Europea de retirarle sus subvenciones.

Unas horas antes de su detención, el presidente de Oxfam Internacional también se pronunció, a través de su cuenta de Twitter, sobre el escándalo desvelado el pasado viernes por «The Times». «Condeno abominables acciones de equipo de Oxfam en Haití en 2011. Representa un certero golpe a gran trayectoria de miles de buenas personas de Oxfam, con quienes me identifico, que han apoyado a las víctimas de desastres y de la injusticia».

Coopera en la investigación

La reacción de la organización humanitaria, tras conocer la detención de su presidente, fue cauta: «Oxfam todavía no conoce la naturaleza formal de los cargos, si hay alguno, contra el doctor Fuentes Knight. Aún así, él se ha mostrado completamente franco con el consejo y la dirección de Oxfam sobre el hecho de que está entre antiguos funcionarios investigados», señaló la directora ejecutiva de Oxfam Internacional, Winnie Byanyima, en un comunicado remitido a Efe. La ONG detalló que Fuentes está siendo investigado en relación a «una transacción presupuestaria hecha por el Gobierno guatemalteco mientras él era ministro de Finanzas». «Él nos ha asegurado que ha cooperado completamente con la investigación y tiene la confianza de que no transgredió a conciencia las normas o los procedimientos».

«Él nos ha asegurado que ha cooperado completamente con la investigación y tiene la confianza de que no transgredió a conciencia las normas o los procedimientos», asegura Oxfam Internacional

Mientas tanto el escándalo sobre la contratación de prostitutas en Haití se sigue inflamando. Si bien el lunes trascendió que el Ejecutivo haitiano había pedido la identificación de los implicados en la investigación, con la intención de presentar una posible denuncia, pues algunas de las prostitutas podrían ser menores de edad; horas más tarde, era el propio presidente del país, Jovenel Moïse, quien denunciaba las acciones de los empleados de Oxfam, calificándolas, a través de su cuenta de Twitter, como una «violación extremadamente grave de la dignidad humana». Y añadía: «No hay nada más escandaloso y deshonesto que un depredador sexual que utiliza su posición como parte de la respuesta humanitaria a un desastre natural para explotar a las personas necesitadas en sus momentos de mayor vulnerabilidad», informa Afp. El mandatario haitiano ha advertido de que no aceptará más ayudas si estás van acompañadas de «violaciones». Los representantes de Oxfam en Haití han sido convocados a una reunión mañana en el Ministerio de Planificación y Cooperación para dar explicaciones.

Hauwermeiren, reincidente

También ayer se conocieron más casos de contratación de prostitutas relacionados con el que fuera director de Oxfam en Haití, el belga Roland van Hauwermeiren, que dimitió en 2011 tras una investigación interna. Malik Miller, antigua compañera en la ONG británica Merlin, que fue su asistente en Liberia en 2004, llamó la atención sobre su conducta, lo que derivó en una investigación que concluyó que el equipo liderado por el belga había pagado por sexo, usado los vehículos de las ONG para trasladar a mujeres y que usaba las viviendas para el personal para mantener relaciones con prostitutas y celebrar fiestas con ellas.

Hauwermeiren también lideró una misión en Chad en 2006, que habría contratado prostitutas, según reveló la semana pasada una extrabajadora de Oxfam.