Estación de metro de Châtelet, en París - EPA

Detenido un hombre por intentar apuñalar a un militar en el centro de París

El soldado ha reaccionado de inmediato y ha conseguido dominar al agresor, que ha sido posteriormente detenido

CORRESPONSAL EN PARÍSActualizado:

A primeras horas de la mañana del viernes, un individuo armado de un cuchillo intentó asaltar y matar a uno o varios de los soldados de una patrulla militar de la operación Centinela, a la salida del metro Châtelet, una de las encrucijadas que une el corazón de París con los suburbios, la «banlieue».

El agresor es un francés de 39 años que enarboló su cuchillo, con pretensiones asesinas, profiriendo gritos que hacían referencia a Alá, en árabe coloquial.

El individuo fue neutralizado con rapidez. La fiscalía anti terrorista y la sección anti terrorista de la brigada criminal de la Dirección general de la seguridad interior (DGSI) instruyen el caso.

En los últimos dos años, los 7.000 / 10.000 soldados que patrullan las 24 horas del día en 830 «puntos sensibles», en toda Francia, se han convertido en blancos privilegiados de asesinos, locos, fanáticos, terroristas y yihadistas

La última de las siete agresiones criminales de este año, el 9 de agosto pasado, se cobró seis heridos graves, entre los que se encontraban varios militares que montaban guardia en una ciudad de la periferia norte, Levallois-Perret (Altos del Sena). Días más tarde, un soldado miembro de una patrulla de reconocimiento se suicidó con su arma de servicio

La operación Centinela fue lanzada por el presidente François Hollande el 2015. El presidente Macron anunció días pasados una «revisión» de ese despliegue militar, que tiene un costo económico de un millón de euros por día. Los soldados que participan en la operación reciben un suplemento de 250 euros tras varias semanas de servicios especiales