El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu - AFP

El Parlamento israelí vota este miércoles la ley que permitirá a Netanyahu presentar gobierno

La nueva legislación permitirá la designación de un número ilimitado de carteras ministeriales

Actualizado:

El Parlamento israelí tiene previsto votar este miércoles una legislación que permite la designación de un número ilimitado de carteras ministeriales, y en caso de aprobarse abrirá la puerta a Benjamín Netanyahu a presentar su nuevo gobierno.

Se trata de un proyecto de enmienda a la Ley Básica israelí, aprobado en primera lectura el lunes, y que hoy será sometido a una segunda y tercera lecturas sucesivas, trámite necesario para que entre en vigor formalmente y facilitará la designación de un número ilimitado de ministros y viceministros.

La medida permitirá expandir considerablemente el próximo Ejecutivo de Netanyahu, que debe lidiar con los intereses de los diversos grupos políticos que aglutina su nueva coalición.

La legislación actual autoriza únicamente la constitución de un gabinete de 18 ministros y ha sido defendida por el presidente del Estado, Reuvén Rivlin, quien ayer se mostró contrario a la expansión injustificada del gobierno.

«Ese tipo de actuaciones no son buenas para la constitución no escrita de Israel (Ley Básica). Socavan la confianza del público», ha manifestado Rivlin al medio electrónico «Walla» desde Alemania, donde realiza una visita de estado.

Al igual que en primera lectura, la legislación debe recibir nuevamente el apoyo de 61 diputados, la exigua mayoría de diputados de los grupos que constituirán el próximo Ejecutivo israelí, lo que significa que ninguno de ellos podrá ausentarse o votar en contra del texto para que éste resulte aprobado.

Para ello y en una táctica de desgaste y protesta, los grupos de la oposición han presentado recursos parlamentarios que en ocasiones rayan la ridiculez para dilatar el proceso de votación, con la esperanza de que alguno de los diputados se ausente.

La oposición y buena parte de la opinión pública considera que la designación de ministros sin cartera o viceministros innecesarios supone un alto coste para el erario público, y en definitiva tiene por objetivo permitir a Netanyahu designar a sus correligionarios en el Likud como ministros.

Y es que debido a las dificultades en las negociaciones para formar una coalición tras las elecciones, Netanyahu ha tenido que repartir más carteras entre sus aliados que las que prescribe la ley y por ello su Ejecutivo aprobó en su última sesión, el domingo, la enmienda para el nombramiento ilimitado de carteras.

El diputado del Likud Tzahi Hanegbi ha defendido este miércoles en declaraciones a la radio pública que la enmienda proporcionará estabilidad política y que tener que conformar un gobierno nuevo cada dos años -alusión a la celebración de elecciones anticipadas-, será más costoso que la designación de ministros adicionales.

Si finalmente la enmienda recibe luz verde, el primer ministro podría presentar al nuevo Gobierno para su investidura mañana, jueves, o a más tardar el próximo lunes, indica el diario «Haaretz».