Estilo - Gente

Las razones por las que Kendall Jenner ha dicho adiós a Instagram

La modelo ha decidido desactivar su cuenta de 68 millones de seguidores

Kendall Jenner
Kendall Jenner - REUTERS
MARÍA ESTÉVEZ Corresponsal En Los Ángeles - Actualizado: Guardado en: Estilo , Gente

Siguiendo los pasos de Justin Bieber, que desactivó su cuenta de Instagram durante dos semanas, la modelo Kendall Jenner ha dicho sayonara a la red de las imágenes. El pasado domingo, la modelo de 20 años borró su página de Instagram y los usuarios que iban a ella recibían sorprendidos este mensaje genérico. «Lo sentimos, esa página no está disponible».

En las últimas semanas, Jenner había aparecido regularmente en Instagram; con su nueva sobrina Dram, hija de su hermano Robert, con sus amigas las modelos Bella Hadid y Karlie Kloss, animando a sus seguidores a votar. Nada parecía indicar su descontento, y daba la impresión que reinaba la calma, sin embargo, Kendall recibió una innumerable cantidad de críticas desde que apareció en septiembre en la portada de Vogue España interpretando a una bailarina de ballet para una sesión de fotos de moda. Muchas bailarinas la escribieron censurando sus movimientos al atarse los lazos de las zapatillas.

Docenas de profesionales eligieron Instagram para quemar a la estrella del reality de la familia Kardashian por no saber cómo mantenerse recta o, simplemente, atarse los lazos. Harta, Kendall se defendió en un blog. En unas sentidas líneas dejó claro que ella es modelo profesional y no bailarina de ballet. «Para mi sesión de fotos con Vogue España me pidieron vestir con ropa de ballet, yo, horas antes, no sabía cuál era el vestuario elegido. Me lo dijeron cuando fui a peinarme y maquillarme. Jamás he dicho que supiera ballet porque nunca lo he practicado. Aparecí para hacer mi trabajo». La modelo añadió que el criticismo no va a detenerla, ya que tiene la intención de seguir trabajando duro.«No he querido ofender a nadie con esa sesión de fotos. Respeto a las mujeres que hacen ese trabajo, cualquier trabajo, y lo hacen bien».

El éxodo de Kendall Jenner de Instagram puede ser un viento pasajero, un ataque de mal humor, como consecuencia de la presión. Ya en el pasado ha acusado el comportamiento obsesivo de algunos de sus seguidores, algo que la asusta mucho después del terror vivido por su hermana Kim tras el atraco en Paris. «Tengo muchos amigos, e incluso algunos miembros de mi familia, tan conectados al teléfono que no pueden dejarlo un minuto», admitió Kendall en la revista Allure el pasado Septiembre.

«Creo que ha llegado el momento de plantearse su necesidad. A mí no me gusta estar tan conectada. A veces borró Instagram o Twitter o Snapchat de mi teléfono durante un par de días para liberarme» reconoció la modelo. Puede que la desaparición de Kendall Jenner de Instagram sea temporal, o quizás permanente, aun no se sabe, pero si una de las diosas de las redes sociales empieza a desengancharse de Instagram y nos quedamos solos con los «influencers» y sus jifts adelante y atrás, tal vez el mundo recupere el sentido común perdido entre las redes sociales. En cualquier caso, los seguidores de la modelo pueden continuar admirándola tan lejos y tan cerca desde Facebook, Snapchat y Twitter, plataformas que permanecen intactas en su teléfono.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios