EFE

El primer «modista» de la Reina ve reconocidos sus méritos

Cuando cumple 25 años en la costura, Lorenzo Caprile es distinguido con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes

MADRIDActualizado:

Lorenzo Caprile recibió ayer de manos del Rey Don Felipe la importante distinción que otorga anualmente el Ministerio de Cultura a los creadores más sobresalientes del panorama nacional. Fue así cómo en el Centro Pompidou de Málaga coincidió de nuevo con la Reina Doña Letizia, para quien realizó en su día bellísimos vestidos al inicio de su andadura pública. «Sus Majestades los Reyes me han dado la enhorabuena y me han preguntado por el programa de televisión -explica Caprile-. Al acto me han acompañado mis mejores amigas, mi hermana Patricia y mi madre, que se ha emocionado». Lorenzo no solo cumple su cuarto de siglo en el oficio de la costura, sino que además celebró su 50 años hace unos meses.

«Me ha hecho muchísima ilusión la medalla y me ha gustado que el ministro se haya referido a mí como el “modista”, una palabra que siempre defiendo, que la R.A.E. indica como válida y que se utiliza tan poco. Es de agradecer que haya dado valor a todo el trabajo que hay detrás de un vestido», continúa Caprile, quien añade que conoció la buena nueva en diciembre del 2016, a través del ministro de Cultura, puesto que estos premios correspondían a ese mismo año. «Se tendría que haber entregado en otoño de 2017, pero por las complicadas circunstancias políticas se decidió posponer la ceremonia».

La Reina Letizia deslumbró con este diseño de Caprile en la boda de Federico de Dinamarca
La Reina Letizia deslumbró con este diseño de Caprile en la boda de Federico de Dinamarca - EFE

En cuanto al mencionado programa de televisión en el que participa, «Maestros de la costura», se trata de un talent show que comenzará el 12 de febrero en La 1 de TVE y que es la versión «moda» del ya famoso «MasterChef». «Ha sido una experiencia maravillosa», declara Lorenzo. «El programa enseña las tripas, las prisas y las entretelas de esta profesión». Durante el concurso, los participantes tendrán que demostrar quién es el más creativo y habilidoso con los tejidos que se les facilitan y los encargos de los que son objeto.

Caprile, que coincide con la idea de Coco Chanel de que la moda no es un arte sino más bien una industria y un negocio, nos cuenta entre risas que «siempre he dicho que mi oficio no es ni arte ni cultura, pero, ya ves, ahora estoy encantado con esta distinción». Feliz, orgulloso y satisfecho, vestido con un original combinado de Lander Urquijo, en su opinión la ceremonia de entrega de las medallas, donde ha coincidido con otros premiados insignes, «ha sido preciosa, muy sencilla. José Coronado ha hablado por todos nosotros. Se han formado corrillos muy distendidos y hemos disfrutado del solazo de Málaga».

El autor del vestido rojo, con el que Letizia Ortiz dejó boquiabierta a la realeza europea en Dinamarca hace casi tres lustros, ha visto reconocidos su méritos. Esperemos que sirva de ejemplo para tantos creadores españoles que intentan brillar en el mundo de la moda, que deberían llevar a gala la ilusión, el empuje, el rigor, la técnica, el ojo y el perfeccionismo de Caprile.