ELITE MODELS VIP

Una modelo italiana de 18 años subasta su virginidad

La joven, que tiene una oferta de un millón, afirma que no es una escort: «Quiero estudiar en Cambridge y ayudar a mi familia»

CORRESPONSAL EN ROMAActualizado:

«Me llamo Nicole, soy modelo italiana y quiero poner en subasta mi virginidad». Así se ha presentado en un video publicado en el sito Elite Models Vip una joven italiana de 18 años. Sus fotos han acabado en periódicos de medio mundo. En su anuncio en la web, realizado mediante una agencia de escorts, se lee que habla inglés e italiano, que está disponible para Holanda, Alemania y Suiza, sus medidas son 85,60, 90 y que su bebida preferida es champagne. Por ahora , la mejor oferta llega a un millón de euros por una sola noche, según el periódico británico «The Sun». Nicole, nombre ficticio, ha contado en el video los motivos que le han llevado a ponerse en el mercado: «Decidí que mi virginidad era preciosa cuando tenía 16 años. Quería una buena educación y comencé a mirar en internet las maneras para financiarme mis estudios. Encontré una serie de anuncios de subastas y descubrí que eran jóvenes que se habían vendido por 3,5 millones de euros. Así que decidí hacer lo mismo a los 18 años. Espero recibir la mayor cantidad de dinero posible para financiar mis estudios, ayudar a mi hermana y comprar una casa a mi familia», declara la joven, explicando que no se dedicará a la prostitución: «No quiero convertirme en una escort; después de esta experiencia me dedicaré a otra cosa». En relación con sus estudios precisa que quiere inscribirse en la facultad de Economía de la universidad de Cambridge.

«Algún temor»

Al contar su historia a medios británicos, la joven ha confesado que tiene «algún temor», pero que espera ser tratada bien: «Una persona dispuesta a pagar una cifra tan alta será seguramente educada y gentil. Estoy segura que pasaremos un tiempo agradable juntos. Por otra parte, puedes perder también la virginidad con un chico de tu misma edad que quizás te deja luego porque solamente te ha querido utilizar».

Suponiendo que la iniciativa sea real y auténtica como la cuenta la joven, y no un una estrategia para hacerse publicidad, la historia es un viejo clásico literario, con el añadido del capítulo de la nueva economía. Más que de una propuesta indecente, se trataría de una especie de «crowdfunding» o recompensa económica para un noble fin, como es el deseo de pagarse los estudios y ayudar a la familia. No está escrito el último capítulo, pero la historia deja seguramente un poso de tristeza.