Michelle y Barack Obama
Michelle y Barack Obama - EFE

El matrimonio Obama celebra sus bodas de plata: «Todavía eres mi mejor amigo»

Juntos presentan la pareja más colaborativa, romántica, inteligente y relajada que ha estado en la Casa Blanca

MadridActualizado:

El matrimonio formado por Barack y Michelle Obama celebran sus bodas de plata y la ex primera dama quiso hacerlo público con una romántica declaración de amor. «Feliz 25 aniversario Barack Obama. Después de un cuarto de siglo eres aún mi mejor amigo y el hombre más extraordinario que conozco. Te amo», escribió Michelle junto a una tierna foto del matrimonio recién casado.

La pareja se presentó publicamente cuando comenzó la campaña electoral en 2007, pero la historia de los Obama comenzó casi dos décadas antes. Michelle Robinson fue asignada para guiar a Barack Obama en la firma de abogados Sidley & Austin de Chicago. Después de un noviazgo de tres años, la pareja se casó en 1992. En 1998, la pareja dio la bienvenida a su primera hija, Malia, y en 2001, su segunda, Natasha, conocida cariñosamente como Sasha.

Gracias a más de una década en el ojo público, miles de fotografías han captado su relación, cómoda y alegre. Desde el primer momento se ha notado el amor que sienten el uno por el otro. En medio de su campaña presidencial, justo un mes antes de las elecciones, Barack Obama insistió en volver a casa a Chicago para llevar a su esposa a cenar por su 16 aniversario de boda. «¿Quieres saber cómo Barack prepara un discurso?», dijo Michelle durante una entrevista, «Se junta conmigo».

Barack Obama ganó las elecciones presidenciales en el año 2008, convirtiéndose en el primer presidente y primera dama afroamericanos de la historia de Estados Unidos. Durante una entrevista Michelle confesó que veía mucho más a su marido desde que era presidente. «Durante la mayor parte de nuestro matrimonio antes de que fuese presidente, él se encontraba en Springfield y yo en Chicago, o él estaba en Washington y yo estaba en Chicago. En la Casa Blanca vivimos juntos siempre», dijo.

Incluso ahora, después de 25 años de matrimonio, el romance no ha disminuido. A pesar de su horario de trabajo, todavía se las arreglan para pasar el tiempo juntos como cenar en familia o pasear a los perros juntos. Barack confesó que su esposa no solo le daba amor, sino que lo traía de vuelta a la tierra cuando la presión era alta o el trabajo se volvía (aún más) intenso.

Barack Obama ha deslumbrado en sus años como presidente por su retórica, sus políticas audaces y la energía que desprende. Sin embargo, sus demostraciones públicas de afecto por Michelle y sus hijas han llegado a millones de personas más. Juntos presentan la pareja más colaborativa, romántica, inteligente y relajada que ha estado en la Casa Blanca. Obama siempre ha asegurado que ha llegado a ser presidente de Estados Unidos gracias a su mujer que le ha aconsejado, apoyado y animado en los malos momentos. Michelle hizo un trato con él, si se postulaba para el cargo de presidente tendría que hacer algo por ella, dejar de fumar. Y lo consiguió.

En uno de su libros Barack Obama escribió: «Si alguna vez tuviera que competir contra ella para un cargo público, sé que ella me golpearía sin mucha dificultad. Afortunadamente para mí, Michelle nunca iría a la política». Para muchos, Michelle Obama presenta un desafío intelectual formidable para su marido sin llegar a ser competitivo con él.

Continuas muestras de cariño

Las manifestaciones públicas de afecto privado que se han demostrado no habían existido en la política desde hacía décadas. En repetidas ocasiones, ante decenas de miles de personas, han compartido miradas afectuosas o gestos, como cuando Michelle cuidaba a la perfeccón la imagen de su marido antes de los actos oficiales.

Barack siempre ha estado rodeado de mujeres: Su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha, Auma Obama, la hermanastra que conoció después de la muerte de su padre en 1982, y la madre de Michelle, Marian, que ha cuidado a sus hijas en sus viajes.

Nueva Vida

Las últimas noticias del matrimonio expresidencial es que están buscando una nueva residencia en Nueva York y concretamente están interesados por un piso cercano a la residencia oficial del alcalde de la ciudad, ahora ocupada por el demócrata Bill de Blasio. Diversas fuentes dijeron al diario «New York Post» que días atrás se ha podido ver a la pareja visitando un edificio de la zona este de Manhattan, cerca de Gracie Mansion, construido en 1930, de quince plantas y 43 departamentos.