Julián Muñoz - Gtres

Julián Muñoz pide perdón: «Me he equivocado, me arrepiento»

Actualmente, el exalcalde puede salir de la prisión los fines de semana. De lunes a jueves, tiene permiso para abandonarla de 17.00 a 21.45, pero debe regresar para dormir

MadridActualizado:

Era febrero de 2017 cuando la Justicia concedió a Julián Muñoz un tercer grado que le permitió salir de la cárcel. Desde ese día inició una placentera vida en Marbella en la que se ha podido ver al exalcalde disfrutando de la playa, en distintos chiringuitos de la ciudad entre amigos e incluso acudiendo al gimnasio Playas del Duque en Puerto Banús corriendo en la cinta. Sin embargo, la gota que colmó el vaso fue la publicación de un vídeo en el que se puede ver como el que fuese pareja sentimental de Isabel Pantoja disfruta de la noche marbellí junto a una amiga bailando sevillanas. Esto motivó que el CIS emitiera una proposición a la Junta Central de Vigilancia Penitenciaria para cambiar el régimen del exedil por «mal uso del medio telemático», según confirmaron desde el organismo del Ministerio del Interior.

Regreso a prisión

Tras esto, la Justicia volvió a «poner en su lugar» al ex alcalde marbellí y tomando medidas con un nuevo ingreso al Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras, donde ha comenzado a cumplir su régimen de semilibertad. Muñoz llegó conduciendo y aparentemente abatido. «Por supuesto, me he equivocado y por eso me arrepiento. Pido perdón», dijo a los medios que esperaban su entrada. También aprovechó el momento para explicar a los medios que no ha cometido ninguna irregularidad, y aseguró que su abogado, Antonio José García Cabrera, está trabajando para sostener el recurso contra la decisión de Instituciones Penitenciarias de suspender el tercer grado telemático (a través de una pulsera de control). Actualmente, el exalcalde puede salir de la prisión los fines de semana. De lunes a jueves, tiene permiso para abandonarla de 17.00 a 21.45, pero debe regresar para dormir.

Hace poco menos de un año el juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional decidía que Julián Muñoz terminase de cumplir su condena en su domicilio a través de un control telemático debido a que los informes médicos dictaron que el ex alcalde de Marbella (Málaga) no podía continuar en prisión por tener una enfermedad «grave e incurable». En el momento de su salida de prisión le quedaban más de 80 juicios pendientes. Desde ese día han pasado algunos procesos en los que ha sido absuelto, en otros ha sumado años de inhabilitación y también meses de cárcel.