Julia Roberts en el Desfile de Calzedonia
Julia Roberts en el Desfile de Calzedonia - DANIELE VENTURELLI

Julia Roberts: «Estoy cansada de que me pregunten por el miedo a envejecer»

La actriz, que cumple 50 años, prepara el estreno de «Wonder» y el rodaje de su primera serie

VeronaActualizado:

Cuando Julia Roberts irrumpe en la suite del hotel Gentleman of Verona y se topa con un nutrido grupo de periodistas pone cara de sorpresa y circunstancia como si aún no hubiera asumido su condición de estrella. O quizá sea una pose. Un papel más de esos que interpreta con maestría como el de «Erin Brockovich» que le llevó a colocar un Oscar en una vitrina de su mansión de Malibú. Su escapada a la ciudad más romántica de Italia poco tiene que ver con las inspiradoras aventuras que protagonizó en «Eat, pray, love». A pesar de tratarse de su primera vez en Verona, no ha tenido tiempo para sucumbir a la magia de la casa de Julieta o del anfiteatro romano la Arena. Su visita responde puramente a un compromiso profesional. La actriz, imagen durante cuatro años de la marca italiana Calzedonia, viajó el pasado martes a esta región del Véneto para asistir al desfile de su nueva colección de medias.

Desfile de la colección de invierno de Calzedonia
Desfile de la colección de invierno de Calzedonia- DANIELE VENTURELLI

«¿Estáis todos mirando mis piernas? Bueno, entonces lo estamos haciendo bien», espeta Roberts a modo de saludo en el hotel, enfundada en una minifalda negra, unas medias de rejilla y unos botines de tacón con los que pisa la moqueta con el mismo desparpajo que la alfombra roja. Pero a la hora de hablar, se muestra circunspecta, elige con cautela sus palabras y se revuelve en su silla cuando se le pregunta si le gustaría ser presidenta de los EE.UU. «Oh, por supuesto que no». Y esboza una de sus famosas sonrisas. «Hay que ser siempre optimista y aunque la situación de mi país pueda parecer ahora desalentadora y frustrante, lo mejor es mirar para adelante y ponerse en pie para intentar cambiar las cosas. Eso es lo que mi marido y yo tratamos de inculcar a nuestros hijos, que ya tienen una edad para ser conscientes de lo que pasa a su alrededor», declara a ABC.

La actriz conoció a Danny Moder en el rodaje de «The Mexican» en 2001 y dos años más tarde se casaron. Fruto de su matrimonio nacieron los mellizos, Finn y Hazel, de 12 años, y Henry, de 10, a quienes se refiere una y otra vez durante la entrevista, como por ejemplo cuando se alude a su edad. El próximo mes atravesará la barrera de los 50. «El miedo a envejecer del que nos hablan es un invento, estoy cansada de que me pregunten por lo mismo. No me voy a despertar llorando el día de mi 50 cumpleaños. Lo que importa es el momento, no la cifra, y yo soy feliz junto a mi familia. Eso es lo que al final se refleja en el rostro. No creo que nadie esté realmente aterrado por envejecer porque la alternativa es peor», bromea.

Julia Roberts junto al fundador de Calzedonia, Sandro Veronesi
Julia Roberts junto al fundador de Calzedonia, Sandro Veronesi- DANIELE VENTURELLI

Además de la celebración de su aniversario, la agenda de Roberts está repleta para lo que resta de año. Su nueva película «Wonder», en la que interpreta a la protectora madre de un niño con deformidad facial, junto con Owen Wilson y Jacob Tremblay, se estrena el próximo noviembre. «Es una historia que me fascinó desde el primer momento y tengo ganas de volver a reunirme con mis compañeros para apoyar el lanzamiento». La eterna «novia de América» también prepara su desembarco en la ficción televisiva por entregas. Protagonizará la serie «Today will be different» para la cadena HBO. «Lo que más me llama la atención de este proyecto es el formato y la duración porque no estoy acostumbrada. Será como hacer cinco películas seguidas».

Como apasionada de la moda, Julia confiesa que lo que más le atrae de sus películas además de los guiones es el vestuario. «El primer diseñador con el que sentí mas afinidad fue Giorgio Armani. Amable, atemporal e increíble, él me enseñó lo que significa la moda y su poder», revela señalando su atracción por la ropa masculina. También destaca la figura del exdirector creativo de Givenchy, Riccardo Tisci. No se moja, en cambio, a la hora de pronunciarse sobre su personaje con mejor vestuario. Tampoco sobre el papel que más le ha marcado o que le gustaría volver a interpretar. «Te diría que el de “Mystic Pizza”», contesta, «quedándose» con su interlocutora a la que le redirige la pregunta. «Si fueras yo y pudieras protagonizar una de mis películas, ¿cuál sería?». No le sorprende que la respuesta sea «Pretty Woman».