Estilo - Gente

El documental inédito de Lady Di bate récords de audiencia

Channel 4 ignora las críticas de la familia y amigos y difunde las cintas

El Príncipe Carlos y la Princesa Diana
El Príncipe Carlos y la Princesa Diana - REUTERS
SANDRA GARCÍA COSTA Madrid - Actualizado: Guardado en: Estilo Gente

La cadena británica «Channel 4» emitió el pasado domingo unas cintas grabadas durante los años 1992 y 1993 por el profesor de oratoria de Diana de Gales, Peter Settelen, en las que narra detalles de su vida sentimental y su complicado matrimonio con Carlos de Inglaterra. El documental consiguió un total de 3,5 millones de espectadores, lo que lo convierte en el más visto de este año de la cadena británica. «Channel 4», que ha sido duramente críticado tras la difusión de las cintas, consiguió su mayor récord de audiencia desde abril de 2016. El documental, por su parte, se proclama como el más exitoso de la cadena desde febrero de 2014.

«Diana: In her Own Words», confiesa las dificultades que debilitaron su matrimonio con Carlos, como el amor de la princesa por un guarda de seguridad, Barry Mannakee, a los cuatro años de convertirse en una esposa desgraciada cuyo marido únicamente se personaba en el lecho conyugal «una vez cada tres semanas», tal y como ella misma relata. «Lo hubiera dado todo por dejar palacio e irme a vivir con él», confiesa la princesa en las cintas. El oficial fue trasladado y poco después murió en un accidente de tráfico, lo que Diana describió como «el mayor golpe» de su vida.

Se casaron en la catedral de San Pablo en el año 1981, pero su matrimonio nunca fue tan utópico como se esperaba. La princesa supo enseguida que el amor verdadero del hijo de Isabel II era Camilla Parker, actual duquesa de Cornualles, con la que mantenía una relación extramatrimonial: «Me niego a ser el único príncipe de Gales que no tiene una amante», le confesó Carlos. Un hecho que alimentó sus inseguridades, su bulimia, sus depresiones y su ansiedad.

Tras la muerte de la Princesa Diana en un accidente de tráfico en París en el año 1997, su hermano Charles Spencer, intentó recuperar las cintas alegando, sin éxito, que pertenecían al legado familiar, pero las grabaciones fueron devueltas a Settelen, que supuestamente las había grabado con fines didácticos pero que acabó vendiendo a varias cadenas televisivas, entre ellas, la NBC estadounidense, que utilizó únicamente una parte del material recogido, y el canal «Channel 4» británico, que se inclinó por una emisión total del contenido.

Según revela la prensa británica, Spencer escribió una carta a la cadena televisiva argumentando que las cintas emitidas pertenecen al ámbito privado de la familia, además de dañar el homenaje de la efeméride de la princesa y perjudicar a los príncipes Guillermo y Enrique, hijos de Lady Di.

La televisión británica, por su lado, ha defendido que las cintas son de dominio público y que los británicos tienen derecho a conocer la historia. «Hemos analizado con detenimiento el material que se ha utilizado en el documental y, si bien las grabaciones se hicieron en privado, los temas que se abordan son de interés público y aportan un punto de vista único en las preparaciones que llevó a cabo Diana para lograr tener una voz pública», sentenció un portavoz de Channel4 poniendo fin a la polémica.

Toda la actualidad en portada

comentarios