Chenoa, en la presentación de su libro, «Defectos perfectos»
Chenoa, en la presentación de su libro, «Defectos perfectos» - GTRES

La canción con la que Chenoa se vengó de David Bisbal

«Ya comprendo toda tu falsedad», dice en una de las estrofas de su tema, perteneciente a su tercer álbum

MADRIDActualizado:

El libro «Defectos perfectos» que Chenoa va a publicar donde cuenta, entre otras cosas, cómo fue su dramática ruptura con David Bisbal no ha sido lo único que ha hecho para «vengarse» de su ex. La exconcursante de la primera edición de «Operación Triunfo» también escribió, como bien cuenta en su libro, una canción dedicada al artista almeriense, «Dónde estés», perteneciente a su tercer álbum.

«Sola ahora busco encontrarme de nuevo. Ya lo noto. Yo puedo con esto y ya comprendo toda tu falsedad, cariño. Siento que tu mundo se derrumba y el mío brillará», dice en una de las estrofas del tema que salió a la luz en 2005.

Y añade en otra: «Y dónde estés verás, mi nombre aparecerá, porque yo no te recuerdo ya en mi vida, en mi vida. Porque yo ahora lo que siento es mucha pena». Una auténtica demostración de los sentimientos que afloraban en la cantante en esos momentos tan difíciles para ella.

El peor día de su vida

En el mencionado libro que presentó este miércoles en una rueda de prensa, la artista cuenta cómo Bibal la abandonó. Lejos de hablarlo primero con ella, el ameriense prefirió desvelarlo públicamente a los medios de comunicación: «Allí estaba David, en una rueda de prensa en Caracas, encantado de la vida, diciendo que no estaba con nadie. Esas dos palabras se me clavaron en el pecho como dos balas. No podía respirar. Su ropa estaba en el armario», cuenta Chenoa en su libro.

Asegura también que una vez que se enteró de la decisión del cantante, fue imposible comunicarse con él porque -según su versión-, él cambió de teléfono: «Aquello tenía que ser una broma de mal gusto, pero no: era el peor día de mi vida. Le llamé y una voz contestó que aquel número no correspondía a ningún usuario. Él no estaba con nadie y el teléfono no era de nadie. Volví a marcar. Nada».

La artista asegura, además, que en ese momento se refugió en una amiga que la ayudó a vaciar las cosas del almeriense que estaban todavía en la casa: «¡Ah, por cierto..., cuidado con los premios! ¡Sus putos premios!». Por otro lado, la cantante revela que considera que el cantante le había regalado una mascota unos meses antes, previendo ya su decisión: «David me había regalado aquella princesa peluda un par de meses antes para que no estuviera tan sola».