Cinco sencillos trucos para evitar el encrespamiento

El acierto en todo peinado comienza por un buen lavado

MADRIDActualizado:

Son muchas las mujeres que mantienen una batalla diaria con su pelo como consecuencia del odiado encrespamiento, también conocido como «frizz» capilar, sobre todo las que tienen el pelo seco rizado. Unos problemas que se acrecentan con la climatología del invierno y en zonas húmedas. Los secadores, las planchas, la electricidad, la polución... todo influye.

Muchas mujeres han optado por tratamientos intensivos, bálsamos, ampollas de rescate, aceites, brumas o lociones para ayudar a domar la melena rebelde, pero existen unos sencillos trucos que todas las mujers deberían de tener en cuenta antes de gastarse dinero en tratamientos costosos.

La estilista Fabiana Bellón, con más de dos décadas en al profesión, asegura que el mayor problema es la falta de hidratación del pelo que, en muchas ocasiones, es culpa del lavado y de los productos que se utilizan. Lo primero que hay que hacer a la hora de lavarse el pelo es desenreda el cabello antes de nada. A la hora de hacerlo después, va a costar mucho menos, por lo que evitará el encrespamiento.

Es importante que el agua no esté muy caliente. Un agua tibia o, incluso fría, ayudará a evitar esos temidos pelos locos. El uso de la mascarilla es esencial para hidratar el cuero cabelludo, más que la propia crema. Se puede utilizar cada vez que se lave la melena, pero nunca hay que poner el producto en la raíz, siempre de medios a puntas, para que no se engrase. Como asegura la propia peluquera, «la base de todo peinado es un buen lavado».

Un error muy común entre las mujeres es frotar la tolla contra el cabello. Hay que quitar la humedad de manera suave, intentando friccionar lo menos posible. También hay que ser muy delicados a la hora de desenredar el pelo. Hay que hacerlo con mucho cuidado, evitando los tirones. Otra equivocación que se suele cometer, sobre todo en verano, es no secar el pelo. Siempre hay que quitar la humedad para evitar el encrespamiento. Para hacerlo, lo mejor es aplicar el secador de arriba abajo, desde la raíz hasta las puntas y nunca hacerlo a altas temperaturas.