Vizcaya construirá un túnel bajo la ría para oxigenar su red viaria

La Diputación foral prevé también terminar la segunda fase de la Supersur

BilbaoActualizado:

La Diputación de Vizcaya acometerá a lo largo de la próxima década la obra «más importante del siglo XXI» del territorio. Si todo avanza según los cálculos previstos, en el 2027 los márgenes de Guecho y Portugalete quedarán conectados mediante un túnel que será construido bajo la ría. Asimismo, el Ejecutivo provincial tiene previsto completar la Variante Sur Metropolitana de Bilbao, conocida como Supersur, en un plazo de cinco años. Dos infraestructuras que permitirán oxigenar los nudos más críticos de la red viaria y cuyo coste ascenderá al menos hasta los 600 millones de euros.

El plan fue desvelado ayer por el diputado general de Vizcaya, Unai Rementeria, quien aseveró que dichas construcciones no son un parche, sino una «solución» a los problemas de tráfico del territorio. De hecho, afirmó que la iniciativa dejará obsoletos los mapas viarios actuales: «Es un paso muy significativo», sentenció.

ABC
ABC

En este sentido, el dirigente nacionalista informó de que el trazado del túnel bajo la ría, que transcurrirá desde la rotonda de Artaza hasta el eje del Ballonti, abarcará cerca de tres kilómetros y carecerá de peaje. Si bien aseguró que no solo podrán circular por él vehículos, Rementeria admitió que todavía se desconoce los detalles de movilidad: «Pero estará preparado para el futuro -puntualizó-. Y ese futuro nos dirá si por ahí tendrá que ir una lanzadera, un autobús eléctrico u otro tipo de sistema.

Nudos críticos

Por su parte, la segunda fase de la Supersur afectará al tramo entre Peñascal y Venta Alta, el cual conecta con la AP-68. Dicha construcción permitirá descongestionar los nudos más complicados de la red viaria vizcaína, que son el de Rontegui, el del Max Center y el de La Avanzada. Zonas por las que cada día circulan más de 110.000 vehículos.

Según el diputado general, en torno a 24.000 vehículos pasarán cada día por la Variante Sur Metropolitana, que a priori estará terminada para el año 2023. En lo que respecta al túnel bajo la ría, la «actuación más significativa y espectacular», las previsiones apuntan a que las obras podrían estar finalizadas de cara al 2027: «Los estudios técnicos prevén que cada día 53.000 vehículos lo utilicen», informó.