El Constitucional mantiene la suspensión parcial de la Ley vasca de Abusos Policiales

La norma reconoce por igual a todas las víctimas de la violencia «de motivación política» entre 1978 y 1999

BilbaoActualizado:

El Tribunal Constitucional ha decidido mantener la suspensión parcial de la Ley de Abusos Policiales que aprobó el Gobierno autonómico el año pasado y que reconoce por igual a todas las víctimas de la violencia «de motivación política» entre 1978 y 1999. La norma fue recurrida en mayo por el Ejecutivo estatal, que alegó que la labor de valorar la violencia de los cuerpos de seguridad no compete a las administraciones, sino a los jueces.

Una postura que no comparte el gabinete del lendakari, Íñigo Urkullu, que consiguió sacar adelante la Ley con el único apoyo de PNV y PSE –los dos partidos que conforman el Ejecutivo vasco–. Su objetivo era reconocer a las personas que habían sido víctimas de torturas o abusos por parte de la Policía y la Guardia Civil, a las que anunció su disposición de facilitarles una compensación económica y una asistencia sanitaria para «superar los daños sufridos como consecuencia de las vulneraciones de derechos humanos».

El PP, que acababa de cerrar con el PNV su pacto presupuestario, presentó un recurso ante el Tribunal Constitucional al considerar que el Ejecutivo vasco no tiene potestad para valorar quién se puede considerar víctima, pues esa labor compete a los jueces. En este sentido, subrayó que la norma es «insegura jurídicamente», y podría afectar al contenido esencial de los derechos fundamentales.

Por el contrario, los nacionalistas defendieron el «encaje jurídico» de su Ley, y lamentaron la decisión del PP de apelar a los tribunales: «Mantenemos que el Gobierno español no debería haber presentado este recurso y que, además, haya invocado su capacidad automática para decretar la suspensión de varios de sus artículos», afirmaron en un comunicado.

Sin embargo, el Alto Tribunal ha desestimado las alegaciones del Ejecutivo vasco y ha ratificado el recurso del presidente del Gobierno, por lo que mantendrá la «suspensión parcial acordada».

Malestar en el Gobierno vasco

El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, ha reconocido este martes en rueda de prensa que no conoce todavía el contenido del auto del TC, si bien ha señalado que si se confirma que se mantiene la suspensión de varios artículos de la ley sería una «pésima» noticia.

Esa suspensión, ha añadido, retrasaría, hasta que se produjera una sentencia final sobre el fondo del asunto, la extensión del reconocimiento al conjunto de las víctimas de la violencia.