Los «harlistas» llegan a la parada final del recorrido, ubicada en la Puerta de Alcalá
Los «harlistas» llegan a la parada final del recorrido, ubicada en la Puerta de Alcalá - EFE

Más de 1.000 Harley-Davidson rugen sobre las calles de Madrid

Desde Plaza de Castilla, se dirigieron, con el rock por bandera, hasta la Puerta de Alcalá en la decimosexta edición del evento

MADRIDActualizado:

«Este es otro modo de vida que representa la libertad», afirman Mar Ruiz y Paco Sánchez frente a su Harley-Davidson. Para Mar las motos son más que su pasión. En 2015 sufrió un cáncer de pecho. Diez días después de la intervención, todavía con los puntos, se subió a su Harley y se dirigió a otra concentración. La de ayer en Madrid, ya recuperada, no se la podía perder.

Los moteros, organizados por clubes en función del lugar de origen, ya son una familia. Ayer llegó el punto fuerte de la decimosexta concentración: 1.500 motos rugieron sobre el asfalto de la capital. En las calles, los transeúntes observaban anonadados el desfile, que puso punto y final a tres días de fiestas y actividades organizadas por el Chapter de Madrid. Más de mil personas vestidas con las cásicas chupas de cuero se dirigieron desde Plaza de Castilla hasta la Puerta de Alcalá. En el asfalto no solo se escuchaba el ruido de los motores y los claxon, sino también la música rock que salía de los altavoces de sus motos, ataviadas con banderas de España y de la Comunidad de Madrid.

Todos coincidieron en señalar que nadie puede saber la sensación que ofrece una Harley-Davidson hasta que se sube en ella.

Tras salir de Plaza de Castilla, los «harlistas» recorrieron Cibeles, Gran Vía, Plaza de España, Calle de Bailén, Calle Mayor, Puerta del Sol, Carrera de San Gerónimo y la Puerta de Alcalá, donde se hicieron una gran foto de familia.

El evento sirvió también para recuadar más de 1.300 euros que se destinaron a Cruz Roja.

Las actividades empezaron el viernes con una fiesta de bienvenida y la visualización del espectáculo «Cielo Santo». El sábado, partieron hacia Los Ángeles de San Rafael y, por la noche, disfrutaron de una gran fiesta rockera en la sala Icon Stage.