Fragmento de la obra «A derradeira lección do mestre»
Fragmento de la obra «A derradeira lección do mestre» - SX DE EMIGRACIÓN
CULTURA

«A derradeira lección do mestre» se expondrá en Galicia por primera vez a final de año

La obra de Castelao, clave dentro de su producción, formará parte de una exposición que se dedicará en la Ciudad de la Cultura al político e intelectual gallego

SANTIAGOActualizado:

Algunas obras definen la trayectoria de sus autores. Es el caso de «A derradeira lección do mestre», de Alfonso Daniel Rodríguez Castelao, una de sus estampas más simbólicas y reconocidas por el gran público. Fue realizada en 1945 en Buenos Aires durante el exilio del intelectual, artista y político gallego (1936-1950) y a finales de este año, por primera vez, se exhibirá en Galicia. La obra formará parte de una gran exposición que se organizará en la Ciudad de la Cultura en el último trimestre de este 2018.

La noticia la oficializó este martes la Consellería de Cultura, y es fruto de una negociación entre el titular del departamento, Román Rodríguez, y los responsables del Centro Gallego de Buenos Aires, propietarios de la obra y de un riquísimo patrimonio de artistas gallegos que se exiliaron en Argentina durante la dictadura franquista. La cesión temporal de la obra se materializará el próximo mes de febrero con la firma de un convenio entre la consellería y el Centro Galicia.

El óleo «A derradeira lección do mestre» representa el llanto desconsolado de dos niños ante el cadáver fusilado de su maestro. Castelao quiso rendir homenaje a otro insigne nacionalista, Alexandre Bóveda, juzgado sumariamente y ejecutado por el bando franquista, llevando su rostro al del cadáver del cuadro. En su trasfondo, la obra reproduce una realidad que tuvo lugar en la Galicia de la posguerra, la de la persecución de los maestros republicanos por parte de las autoridades franquistas.

El cuadro es una obra de dos metros de altura que, a pesar de su trascendencia, no había formado parte hasta ahora de ninguna exhibición o muestra, más allá de decorar estancias del Centro Galicia. Precisamente, esta histórica mutualidad fue vendida a finales del pasado a una compañía sanitaria privada tras más de un siglo al servicio -en sus comienzos- de los emigrantes gallegos y sus descendientes,