DIVISIÓN ENTRE LOS SOCIALISTAS

El vicesecretario del PSPV pide «respeto a todas las sensibilidades» tras las protestas contra Ximo Puig

La concentración de militantes «supera los límites», según Alfred Boix, y la Ejecutiva Provincial de Valencia ruega «serenidad»

Puig y Boix reunidos con diputados del PSPV
Puig y Boix reunidos con diputados del PSPV - ROBER SOLSONA

En plena crisis interna de los socialistas en el ámbito nacional, el vicesecretario de Organización del PSPV-PSOE, Alfred Boix, ha apelado al respeto "a todas las sensibilidades y opiniones" que se generan en el partido, que desde sus inicios se ha caracterizado "por respetar y escuchar" todas las voces.

La diversidad "siempre nos ha fortalecido", ha señalado el dirigente autonómico, convencido también de que la libertad de expresión tiene "unos límites que están en el respeto a todos los compañeros", ha informado en un comunicado.

Boix ha condenado "los graves insultos y descalificaciones" que en los últimos días algunos militantes han vertido sobre otros y ha manifestado que eso "no se puede tolerar" tanto si se dirige a un secretario general como a un militante anónimo.

"El respeto a la diferencia de opiniones y el derecho a manifestarse de los compañeros no pude sobrepasar los límites y caer en el insulto", ha insistido el vicesecretario socialista, que indica que en la esencia de los socialistas está el respeto porque "es parte de nuestro valor y del valor democrático de nuestro partido".

«Moderar los comentarios»

Del mismo modo ha lamentado que quienes movilizaron la concentración realizada el jueves por la tarde ante la sede del PSPV en Blanquerías "no supieron moderar los comentarios que han sobrepasado los límites del respeto".

"A los socialistas valencianos nos ha costado mucho esfuerzo y trabajo conseguir gobernar en la gran mayoría de las instituciones de la Comunidad Valenciana después de 20 años de corrupción, despilfarro y cachondeo del Partido Popular", ha manifestado.

Ha añadido que las opiniones que están teniendo diversos dirigentes, como el president de la Generalitat y diversos alcaldes de la Comunitat Valenciana, "no se pueden traducir desde la simpleza de que algunos compañeros, producto de alguna circunstancia concreta, quieran insultarnos".

Boix ha hecho un llamamiento a "fortalecer los valores de respeto entre los compañeros socialistas, unos principios para que todos juntos contribuyamos de una manera enérgica a desplazar a la derecha de esta comunidad y también de España".

«Prudencia y sensatez»

A raíz de esta concentración y las tensiones, la Comisión Ejecutiva Provincial de Valencia también ha querido "trasladar a los militantes y simpatizantes socialistas un mensaje de serenidad ante las circunstancias de excepcionalidad que atraviesa el partido".

La CEP ha llamado a la "prudencia" y a la "sensatez" para seguir siendo referente de madurez, dado que "la militancia socialista siempre ha demostrado de manera ejemplar y recuperar sin traumas el sano debate interno que siempre ha caracterizado a un partido más de 137 años de historia".

Además, ha querido trasladar "el espíritu de entendimiento y de diálogo para poder, entre todos, superar la complicada etapa que está viviendo en las últimas horas el socialismo español". Por ello, "los socialistas de la provincia defienden que la disparidad de criterios no debe ser nunca motivo de enfrentamiento entre quienes defienden distintas posiciones".

La Ejecutiva Provincial ha mostrado su "total disconformidad con todas aquellas actuaciones que causen menoscabo al respeto de dirigentes y cargos institucionales y aboga por continuar trabajando con espíritu constructivo, desde el respeto a las conquistas alcanzadas en gobiernos autonómicos y municipales".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios