Sucesos

Un hombre se enfrenta a 20 años de cárcel por matar a su vecino porque le molestaban los ladridos de su perro

Las dos familias estaban enfrentadas por los ruidos que unos causaban y que los otros le reprochaban

Una discusión entre vecinos terminó en tragedia. Un jurado popular constituido este viernes juzgará, a partir del lunes en la Audiencia Provincial de Castellón, a un hombre acusado de matar a su vecino por una discusión por los ladridos de sus perros para el que la Fiscalía pide 20 años de prisión y una indemnización de 140.000 euros.

Los hechos sucedieron en agosto de 2014 en una finca de pisos de Benicarló (Castellón), tras varias discusiones mantenidas entre dos familias enemistadas que habitaban sendas viviendas ubicadas en el mismo inmueble.

Las dos familias estaban enfrentadas por las molestias y ruidos que unos causaban y que los otros le reprochaban.

El 26 de agosto de 2014, y tras una discusión mantenida entre la pareja del acusado con la víctima dos días antes por los ladridos de su perro y los "portazos" propinados por éste y su esposa cuando entraban y salían del portal, la mujer del agresor escuchó a sus vecinos entrar al inmueble y salió a su encuentro.

Según el escrito del fiscal, la mujer "abordó en el descansillo a su vecina", pareja de la víctima, a la que recriminó las molestias que le ocasionaban los ladridos de sus perros.

El acusado, que había visto salir a su mujer, escuchó desde casa la discusión, cogió una escopeta y salió de la vivienda.

En la escalera se topó con su vecino "y sin que éste tuviere oportunidad de defenderse, efectuó un disparo a poca distancia de la víctima que impactó directamente sobre su órbita ocular izquierda", según recoge el escrito de acusación.

Como consecuencia del disparo, el hombre sufrió un traumatismo craneoencefálico "con fractura-estallido craneal y destrucción de masa encefálica" que provocó "su inmediato fallecimiento".

El mismo escrito señala que el arma utilizada y las municiones fueron intervenidas en el domicilio del acusado, privado de libertad desde el mismo día de los hechos.

El fiscal pide 20 años de prisión para el acusado por un delito de asesinato.

También deberá indemnizar a la esposa de la víctima con 120.000 euros, y a cada uno de sus dos hijos con 10.000 euros por los daños morales sufridos.

La primera sesión del juicio está prevista para el próximo lunes, 7 de noviembre, y seguirá los días 8 y 9.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios