Vídeo: Renuncian al voto delegado para Puigdemont - ABC

Junts per Catalunya retira la petición de voto delegado de Carles Puigdemont para el pleno de investidura

Puigdemont maniobra para evitar que el Gobierno pueda impugnar el pleno de investidura, aún sin fecha

La Mesa del Parlament postpone la decisión sobre los otros cuatro votos delegados de los exconsejeros en Bélgica

BARCELONAActualizado:

Junts per Catalunya (JpC) ha retirado del orden del día de la reunión de la Mesa del Parlamento de Cataluña de este martes la petición de voto delegado de Carles Puigdemont para el pleno de investidura, cuya fecha todavía no se ha fijado.

La petición de la retirada del voto delegado de Puigdemont se ha efectuado unos minutos antes del inicio de la reunión, en cuyo orden del día figuraba que la Mesa decidiera sobre la petición de los diputados de JpC que habían pedido el voto delegado para la investidura.

De momento, JpC solo ha retirado la petición de Puigdemont, por lo que se mantiene la petición de voto delegado de Lluís Puig y Clara Ponsatí, también fugados en Bélgica y de JpC. Además, ERC mantiene la petición para Toni Comín y Meritxell Serret, exconsejeros también en Bélgica.

Estratagema de Puigdemont

Con esta maniobra, Puigdemont quiere evitar que el Gobierno y los partidos de la oposición en el Parlament puedan impugnar, antes de celebrarse, el pleno de investidura cuyo único candidato y propuesta oficial es la suya. Y que Roger Torrent tiene de plazo máximo para convocarlo el 31 de este mes.

Ayer, la portavoz del PSC, Eva Granados, denunció que, en su opinión, tras la propuesta de Torrent y la petición de voto delegado de Puigdemont, el pleno de investidura no podría celebrarse legalmente, pues los letrados del Parlament ya han advertido de que el candidato a presidir la Generalitat ha de estar presente en el hemiciclo durante el debate.

En esta línea, fuentes oficiales de JpC ha confirmado a ABC que con la estratagema de Puigdemont dejan «abiertas todas las posibilidades», desde que, finalmente, se presente Puigdemont en el pleno de investidura, hasta volver a presentar su petición de voto delegado «cinco minutos antes» de que empiece el debate.

La Mesa se volverá a reunir el jueves

La Mesa, controlada por JpC y ERC, que tienen cuatro de los siete representantes, por su parte, ha seguido con el plenteamiento en base a esta jugada del expresidente autonómico y ha decidido postponer la decisión del voto delegado de los cuatro exconsejeros en Bélgica.

«La decisión se ha dejado encima de la mesa para estudiarlo con más profundidad», han indicado fuentes parlamentarias, que también han señalado que el jueves se volverá a reunir la Mesa para intentar cerrar la fecha de la investidura, que con la decisión de Puigdemont podría, ahora, dejarse para el último día legal: el 31 de enero.