Cataluña - Disfruta

El Teatre Lliure, con los refugiados

Veinte actores y otros tantos autores participan en «De Damasc a Idomeni», obra que inaugura la temporada y cuyos beneficios se destinarán a la ONG Proactiva Open Arms

Foto de familia de los participantes en el montaje
Foto de familia de los participantes en el montaje - ABC

Un pequeño gesto para subrayar una gran catástrofe. El escenario de la Sala Puigserver se convertirá hoy en un espacio con veinte mesas independientes que acogerán ocho espectadores cada una. El Lliure abre la temporada con el espectáculo solidario «De Damasc a Idomeni», con idea y dirección de Barcelona Playwrights. Veinte autores y veinte actores unen talentos para hacer posible este maratón de monólogos sobre los refugiados.

El asesoramiento de Òscar Camps, fundador de Proactiva Open Arms ONG, fue fundamental. Al igual que las charlas con refugiados y con gente que trabaja cerca de las víctimas que llegan a las costas europeas. «Nosotros nos dedicamos a asegurarles la supervivencia durante el viaje; les damos chalecos; recogemos a los niños, ancianos y embarazadas y les llevamos a puerto pero después de ahí ingresan en un centro y ya no sabemos lo que pasa», declara Òscar Camps.

«Nuestra intención era transmitir lo que nos han contado la gente con la que nos hemos puesto en contacto -explica Marlia Samper, una de los veinte dramaturgos que participan en esta acción solidaria-. Cada vez que salíamos de una charla sentíamos una enorme rabia que hemos reflejado en nuestros textos. Hemos elegido el formato de monólogo y hemos propuesto a los actores que los reciten en la intimidad para conseguir emocionarles». Forman parte del elenco: David Bagés, Sílvia Bel, Ivan Benet, Jordi Bosch, Àlex Casanovas, Aina Clotet, Eduard Farelo, Rosa Maria Sardà , Vicky Peña y Emma Vilarasau, entre otros.

Todos los monólogos viajan directo al corazón. Pero alguno explica cosas tan espeluznantes como las normas que reciben los refugiados cuando llegan a tierra. Detalles que desconocemos pero que hacen más terribles sus historias. No falta el perfil de una joven siria que lleva un tiempo en Barcelona y que cuenta cómo los vecinos del edificio en el que vive se reunieron para ver cómo debían actuar ante la llegada de un refugiado.

La entrada es libre y se recogerá el dinero a la salida. La intención es poder conseguir recaudar lo máximo posible para costear los gastos del barco de Proactiva Open Arms, que trabaja quince días seguidos en el mar para aminorar la desgracia de tantísimas personas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios