Vídeo: La Policía Nacional ya custodia el TSJC para garantizar su funcionamiento si se declara la independencia - ATLAS

El presidente del TSJC retira la custodia y seguridad del Palacio de Justicia a los Mossos d'Esquadra

Barrientos ordena que sea la Policía Nacional la que mande el operativo de los agentes que custodian el Palacio de Justicia

BARCELONAActualizado:

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ordenado, este lunes, a la Policía Nacional que se encargue de custodiar y proteger el Palacio de Justicia de Barcelona, en colaboración con los Mossos d'Esquadra, cuerpo que ejercía hasta ahora la competencia en exclusiva.

Jesús María Barrientos, dentro de sus competencias como presidente del TSJC, ha comunicado a los Mossos d'Esquadra que a partir de hoy los agentes de la policía autonómica destinados al TSJC estarán «bajo el mando» de la Policía Nacional, tanto para gestionar la seguridad del edificio como la de su «entorno y perímetro». De hecho, la Policía ya cumple las órdenes de asumir la vigilancia con ocho furgonetas que están estacionadas en la fachada posterior del edificio.

Según la orden de Barrientos, esta decisión se toma después de que la Generalitat de Cataluña mantenga que las leyes del referéndum y la de transitoriedad jurídica, aprobadas por el Parlamento de Cataluña y suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC), siguen vigentes.

Evitar la perturbación del TSJC

En estas normas se indica que la integridad del TSJC quedará «perturbada» y tanto los magistrados como los tribunales perderán su «independencia» -en caso de que se apliquen- ya que quedarían sustituidos por un nuevo orden al margen de la Constitución y el Estatuto.

Barrientos también indica que Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, «ha hecho pública su determinación de hacer efectivas» dichas leyes, así como la Mesa del Parlamento autonómico de llevar a cabo la declaración de independencia de Cataluña, si bien el pleno previsto para hoy finalmente quedó suspendido por el TC y se aplazó a mañana.

De esta manera, el TSJC queda ahora bajo control policial de la Policía Nacional, que coordinará el operativo con presencia de agentes de este cuerpo y del autonómico, perdiendo los Mossos d'Esquadra la competencia en exclusiva que tenían de la seguridad del edificio.

La reacción de los Mossos

Los Mossos d'Esquadra han asegurado que acatarán la orden pese a no compartir ni sus motivos ni su necesidad porque siempre han demostrado su «lealtad absoluta» a los estamentos judiciales.

Según han informado a Efe fuentes de la policía catalana, obedecerán este mandato del alto tribunal catalán, aunque no comparten ni los motivos ni la necesidad porque siempre han dado muestras de «lealtad absoluta» hacia los estamentos judiciales y su compromiso es seguir haciéndolo.