El presunto asesino del pantano de Susqueda
El presunto asesino del pantano de Susqueda

Tras 70 días entre rejas, el presunto asesino de Susqueda pide al juez que acelere su causa

El abogado de Jordi Magentí, acusado de doble asesinato, remitió una queja a la Audiencia de Gerona por el «funcionamiento deficiente» del juzgado

BARCELONAActualizado:

El presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda (Gerona), Jordi Magentí ha remitido este miércoles un escrito al Juzgado de Instrucción 2 de Santa Coloma de Farnés (Gerona), que instruye el caso, para pedirle que le dé «el impulso procesal pertinente, que no ha existido hasta el día de hoy», al cumplir 70 días de prisión provisional.

En su escrito, de este mismo miércoles, al que ha tenido acceso Ep, el abogado de Magentí, Benet Salellas, ha criticado que su cliente lleve 70 días de privación de libertad sin que el juzgado «haya practicado en este expediente ni una sola diligencia instructora». En el escrito citado, recuerdan que el 19 de abril pedían que los Mossos d'Esquadra entregaran al juzgado el material documental en el que se basa la investigación, que no constan en el expediente, como las imágenes de las cámaras de seguridad cercanas al pantano, la información de las señales telefónicas y de la Dirección General de Tráfico (DGT).

En el mismo escrito, solicitaban que el procedimiento se convirtiera en un procedimiento de Jurado a la vista del artículo 25 de la Ley del Tribunal del Jurado, e «inexplicablemente», el día 26 el juzgado dio plazo a las partes para pronunciarse, una prolongación indebida el plazo procesa que según el abogado afecta al derecho fundamental de la tutela judicial efectiva del investigado. Salellas ya presentó el 27 de abril contra el juzgado una queja ante la Audiencia de Gerona por «3funcionamiento deficiente» al considerar que se trata de una causa compleja y que el juzgado encargado no está logrando resolver los trámites de manera adecuada.

Un jucio paralelo

En su misiva, el letrado avisaba de que con esta actuación del juzgado se estaba poniendo en juego el derecho fundamental a la libertad de su cliente y su derecho a la presunción de inocencia y a evitar un juicio paralelo, así como a su derecho a la proposición y práctica de pruebas. Entre otros aspectos, resaltaba que este juzgado no notificaba los autos de prórroga del secreto de sumario, desatendió dentro de plazo la puesta a disposición judicial del detenido y no proveyó los escritos presentados dentro de un plazo razonable.