Sociedad

Un pueblo de Zamora retira el yugo y las flechas de su Museo del Traje

El alcalde de Carbajales de Alba había rechazado esta decisión con su voto hace una semana

ALBERTO FERRERAS Zamora - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El alcalde de Carbajales de Alba (Zamora), Manuel Fidalgo (Ciudadanos), decidió de forma sorpresiva retirar el yugo y las flechas que coronaban el Museo del Traje carbajalino de la localidad después de que la pasada semana se hubiera rechazado con su voto una propuesta para quitar esa simbología franquista.

Fidalgo aseguró que los concejales del equipo de Gobierno han sido «asépticos» en este asunto y justificó la medida porque «preferiamos que el pueblo esté tranquilo y no en discusiones legales» sobre si cumple o no la Ley de Memoria Histórica. De hecho, el clima enrarecido en la localidad entre partidarios y detractores de mantener esa obra en forma del museo del traje que antiguamente se utilizó como taller de bordados carbajalinos ha sido el detonante de la decisión adoptada y ejecutada este lunes por la tarde. El partido de Ciudadanos había abierto un expediente informativo al máximo responsable municipal por su rechazo anterior a la moción.

La retirada se ha llevado a cabo al aprovechar la presencia de una grúa por las obras de rehabilitación que se acometen en el inmueble. Los trabajos, que está previsto que se prolonguen hasta las primeras semanas de diciembre, permitirán recuperar el inmueble tanto como museo del traje tradicional carbajalino como taller para que los mayores muestren a los jóvenes cómo se elabora esta prenda. Con ello se pretende transmitir el oficio a las nuevas generaciones y evitar que se pierda este traje típico. El museo del traje carbajalino se ubica en un edificio construido en el año 1940 para albergar un taller de bordados que se mantuvo en funcionamiento hasta los años ochenta del siglo pasado y que posteriormente fue reconvertido en centro expositivo de esta prenda típica de la comarca zamorana de Tierra de Alba.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios