El presidente de Castilla y León, en una imagen de archivo
El presidente de Castilla y León, en una imagen de archivo - ICAL
Política

Herrera: «Entre los vecinos de arriba y los de abajo, me quedo sin recursos»

El presidente de Castilla y León ha sostenido que esta mayor dotación de financiación que demanda no es para tener una «vida lujosa» ni para abrir «embajadas», sino para ofrecer a los ciudadanos buenos servicios de sanidad y educación

ZamoraActualizado:

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha alertado este viernes de la repercusión que tiene sobre los servicios públicos la falta de armonización fiscal entre autonomías y ha confesado que «entre los vecinos de arriba y los de abajo» -País Vasco y Madrid- le dejan «sin recursos».

En una entrevista con Onda Cero, Herrera ha sostenido que esta mayor dotación de financiación que demanda no es para tener una «vida lujosa» ni para abrir «embajadas», sino para ofrecer a los ciudadanos buenos servicios de sanidad y educación, con criterios de igualdad.

El presidente castellano y leonés ha asumido que la autonomía fiscal es una derivada de la autonomía política y que en el caso del País Vasco lo tiene reconocido así por la Constitución para modificar el Impuesto de Sociedades, algo que el resto no pueden hacer, pero ha considerado que lo que les permite hacer estas rebajas -en 2018 del 28 al 24%- es precisamente el cálculo de un Cupo cuya falta de transparencia ha vuelto a denunciar ante el Ministerio de Hacienda.

En su comparación «vecinal-autonómica», Herrera ha comenzado por decir que Castilla y León tiene «vecinos variopintos», pero entre ellos se ha referido expresamente a los dirigentes vascos del PNV, del PSOE y de su propio partido, el PP, para alertar de que sólo «24 horas después» de contar con el Cupo recalculado anunciaron «a bombo y platillo» las rebajas fiscales, informa Efe.

Las «haciendas saneadas» de Madrid

En el caso del vecino «de abajo», en referencia a la Comunidad de Madrid, ha elogiado que tenga unas «haciendas saneadas», pero lo ha vinculado con la ubicación allí de unas sedes sociales de empresas que producen en otros puntos del país como Castilla y León, lo que incide en disponer o no de unos recursos que sirven para «eliminar prácticamente» el Impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones.

«Entre los vecinos de arriba y los de abajo me quedo sin recursos», ha resumido el presidente, que ha vinculado este argumento con la necesidad de afrontar ya la reforma del modelo de financiación autonómica y que en ella se reconozca que «no todo es el número de personas» que vive en un territorio sino «las circunstancias» que las rodean, en referencia a la filosofía de Ortega y Gasset.