Tribunales

El exjefe militar de ETA será juzgado este lunes por el atentado de la casa cuartel de Burgos

Piden 3.498 años de cárcel para Mikel Sarobe por ordenar poner la bomba

Casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos tras el atentado
Casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos tras el atentado - F. ORDOÑEZ
ABC.ES Burgos - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

El exjefe del aparato militar de ETA Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe (Pamplona, 1972), Ata, será juzgado este lunes en la Audiencia Nacional por ordenar al comando Otazua el atentado contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos en julio de 2009, que causó 145 heridos de diversa consideración. Ata, penado a sendas cadenas perpetuas en Francia por el asesinato del policía francés Jean-Serge Nérin (considerada la última víctima mortal de ETA) y de dos guardias -Fernando Trapero y Raúl Centeno- en Capbreton (Francia), se enfrentará por estos hechos a una petición del fiscal de 3.498 años de cárcel y será el único juicio al que se someta antes de ser devuelto al país galo, donde fue detenido en mayo de 2010.

En diciembre ya fueron condenados a 3.860 años de prisión por estos hechos los miembros del Comando Otazua Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxebarria, misma pena que ahora pide la Asociación de Víctimas del Terrorismo para Sarobe, al calcular en 160 los heridos en el atentado.

Según las conclusiones provisionales del fiscal Vicente González Mota, Ata, como jefe del aparato militar de ETA desde 2009 hasta su detención en 2010, «dio orden» al comando Otazua para que perpetrara el atentado «suministrándoles información» sobre la casa cuartel. En cumplimiento de ese mandato, los tres integrantes del Otazua «se aprovisionaron del material necesario para cometer el atentado buscando atentar mortalmente contra el mayor número de personas y provocar daños en el cuartel», sostiene el fiscal. Después se desplazaron a Burgos para recopilar información sobre el lugar donde colocar una furgoneta con explosivos, y transmitieron todos los datos recabados a Carrera Sarobe, que fue quien les suministró en Francia el vehículo que se usó en el ataque y que había sido robado en el país galo.

700 kilos

Fue Daniel Pastor fue quien dejó aparcada la furgoneta, cargada con los explosivos, en la parte trasera del acuartelamiento hacia las 14.15 horas del 28 de julio de 2009 y cerca de las cuatro de la madrugada del día siguiente explotó el artefacto, compuesto por 700 kilos de amonal y un temporizador. Como consecuencia de la explosión 145 personas resultaron heridas de diversa consideración (en se momento se encontraban 118 personas en el cuartel, entre ellos 41 niños). Por todo ello, el fiscal considera a Ata responsable de 145 delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, por los que reclama 24 años de cárcel por cada uno, y de un delito de estragos terroristas, por el que solicita 18 años de prisión.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios