Castilla y León

La deriva de Sánchez suma críticos en el PSCL y deja a un Tudanca aún más débil

León, Palencia, Salamanca y Soria rechazan el Congreso que pretende Ferraz

Algunas ejecutivas provinciales fijarán las posiciones que llevarán el viernes a la regional

Carlos Martínez, Pedro José Muñóz y Fernando Pablos son algunos de los socialistas más críticos con Sánchez
Carlos Martínez, Pedro José Muñóz y Fernando Pablos son algunos de los socialistas más críticos con Sánchez - ABC
M.SERRADOR Valladolid - Actualizado: Guardado en: Castilla y León

La debacle del PSOE en las elecciones vascas y gallegas y la reacción de sus secretario general, Pedro Sánchez, de convocar un Congreso Federal, después de unas Primarias exprés convocadas para el 23 de octubre, va camino de abrir en canal a la formación política, en la que las voces discordantes son un suma y sigue a medida que se aproxima el Comité Federal del próximo sábado. En Castilla y León, continúa aumentando la lista de destacados dirigentes socialistas que se alinean con las voces más críticas con los planteamientos de Sánchez, mostrando un rechazo frontal a la convocatoria de un Congreso que «ahora no toca». Y con ello, el secretario autonómico, Luis Tudanca, fiel escudero de Sánchez, se sitúa en una situación cada vez más complicada, ya que difícilmente podrán trasladar a Ferraz un posicionamiento unánime de los socialistas castellano y leoneses, una debilidad que aumenta desde el momento en el que su futuro político depende en exceso del de Sánchez.

Entre hoy y mañana, algunas ejecutivas provinciales se reunirán en la Comunidad para fijar la posición que llevará a la autonómica del viernes que, a su vez, debería conseguir, al menos en teoría, una posición unánime con la que acudir al Comité Ejecutivo del PSOE del próximo sábado, tarea que a día de hoy se presenta harto difícil e incluso imposible.

Reuniones clandestinas

Con este escenario, la tensión entre los socialistas de Castilla y León es ya más que evidente, con conversaciones, encuentros e intrigas que el pasado fin de semana llegaron a su máxima expresión con la filtración (fuego amigo) de un supuesto encuentro de Susana Díaz en Benavente con socialistas de Castilla y León. Un encuentro que no se llegó a producir en la ciudad zamorana -curiosamente, el más grande cruce de caminos- si bien es verdad que estas reuniones, casi clandestinas, se están produciendo en Madrid, como también son continuas las conversaciones telefónicas que buscan organizar un bloque de oposición a Sánchez y, de rebote, a Tudanca, como sucede con los responsables socialistas de León, Celestino Rodríguez; Salamanca, Fernando Pablos, y Soria, Carlos Martínez. Los tres, que hasta ahora se habían mantenido en una situación neutral en los principales conflictos en el PSCL, se han posicionado ya claramente en contra de la celebración de un Congreso Federal, como pretende el actual secretario general.

«No podemos hablar de lo nuestro cuando el país necesita un Gobierno» dice Carlos Martínez, secretario del PSOE en Soria

A ellos se suman los siempre díscolos, los palentinos Julio Villarrubia, Miriam Andrés, el leonés Celestino Rodríguez y el zamorano Antonio Plaza. «Es más importante el gobierno de España que el PSOE», manifestó Fernando Pablos para quien «los congresos deben venir después» de que se consiga un gobierno para el país. Pero es más, para el socialista salmantino «los peores resultados de la historia del PSOE» obligan a «ver por qué y a adoptar decisiones». Y entre estas decisiones, la de dimitir «le corresponde a él (por Sánchez), que debe analizar cuánto de útil está siendo a España». Y si estuviera en su lugar, Pablos señaló a ABC que «no sé lo que haría, pero lo que sí sé es que no haría una huida hacia adelante».

«Pensar en la sociedad»

Planteamientos similares mantiene el secretario provincial del PSOE y alcalde de Soria, Carlos Martínez, para quien «esta maquiavélica y compleja situación tiene difícil respuesta», aunque tiene muy claro que «en este momento hay que pensar en la sociedad española y posponer los conflictos orgánicos del partido», por lo que reconoció haberse sorprendido con la convocatoria del congreso. «Ni este país ni este partido pueden permitirse ahora posicionamientos prematuros ni debates profundos», señaló, ya que, «lo primero es la gobernabilidad de España». Con esta posición, Martínez presidirá la Ejecutiva de Soria que se reunirá el jueves para plantear la postura que, a su vez, trasladará a la autonómica del viernes. Así, el planteamiento de Martínez es que el PSOE trabaje en buscar la forma de que España tenga un gobierno, objetivo para el que «hay que abrir un debate y analizar los pros y los contras de cada una de las alternativas». El alcalde de Soria restó importancia a que su propuesta no coincida con la de Luis Tudanca porque «compartimos una misma estrategia política en muchos otros aspectos».

En la misma línea han dejado sus «perlas», más o menos brillantes, otros dirigentes socialistas como el diputado por Ávila, Pedro Muñoz, en otros tiempo muy próximo al actual portavoz del Senado, Óscar López, quien llegó a señalar que «abrirnos en canal en un congreso es pegarnos un tiro en el pie» e insistió en la necesidad de que se solucionen las cuestiones «institucionales», antes de pasar a las propias del partido.

Desde León, el secretario provincial, Celestino Rodríguez, muestro una opinión similar, la misma que comparten en Palencia el ex secretario autónomo del PSOE, Julio Villarrubia y la secretaria provincial, Miriam Andrés. Esta última, llegó a decir ayer a través de su cuenta de twitter que «la lealtad, siempre a las siglas, no a los liderazgos. Lealtad no es uniformidad, es querer lo mejor para la organización».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios