El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, junto al ministro Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, junto al ministro Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo - ICAL
Economía

Castilla y León exige a Montoro «igualdad» en una quita de deuda a las comunidades

El PP avisa al Gobierno de que esa condonación no puede perjudicar a la región

ValladolidActualizado:

«Igualdad de condiciones para todos y, desde luego, reconocimiento en las mismas condiciones». Es la premisa que tiene clara la Junta de Castilla y León a la hora de una posible quita a la deuda de las comunidades que pueda aplicar el Gobierno. «No pedimos nada excepcional para quienes hemos cumplido y hemos tenido capacidad de financiarnos en los mercados», subrayó la portavoz de la Junta, Milagros Marcos. Lo hizo en respuesta a la posibilidad lanzada este miércoles por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de estudiar qué se hacer con la deuda de las autonomías dentro de la reforma del sistema de financiación autonómica, que llamó a afrontarla en el plazo «más breve» posible. Aunque Montoro matizó ayer algo sus palabras y apuntó que «lo suyo» es que las regiones vayan saliendo al mercado a financiarse y «repensar» entre todos qué hacer con la deuda de éstas frente al Estado, la portavoz del Gobierno castellano y leonés dejó claro que se debe hacer en igualdad de condiciones para todas.

«Entendemos que si se perdona deuda a quienes han gastado sin tener capacidad de gasto y no han cumplido, pues, en los mismos términos y con mucho más motivo a quienes hemos sido capaces de financiarnos en los mercados y hemos cumplido el objetivo de déficit», recalcó Marcos. Y es que Castilla y León logró, en los años duros de la crisis, seguir obteniendo liquidez por la vía tradicional de las entidades de crédito y no tuvo que recurrir al FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) habilitado por el Estado para inyectar cierta solvencia.

La Junta no rechaza esa posible resta en el debe, pero, como en otras ocasiones en las que se han apuntado posibilidades en ese sentido, insiste en el trato igualitario para todos. «Bienvenidos, pero bienvenidos todos a esa quita. Y, desde luego, con más motivo quienes hemos cumplido y no hemos gastado lo que no teníamos», recalcó.

Marcos, quien subrayó la conveniencia de abordar el asunto de la financiación autonómica en los foros que existen al efecto, como el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) o el grupo de trabajo para su reforma, advirtió de dado el relieve del asunto ha de abordarse «con el rigor y la seriedad que exige». «Teniendo en cuenta -apostilló en declaraciones en rueda de prensa tras la habitual reunión del Consejo de Gobierno- que estamos hablando de la financiación de los servicios esenciales y de lo que nos da de comer». «Por lo tanto, el estar valorando de forma independiente cada una de las medidas y días que uno haga declaraciones no parece que sea lo más oportuno», subrayó.

«Beneficiar a todos»

La portavoz del Gobierno regional incidió en que en Castilla y León «defendemos, hemos defendido y defenderemos la financiación suficiente» para «mantener» los servicios esenciales en el territorio. Y que, además, precisó, se calcule atendiendo a «la diferencia» que presenta la Comunidad «derivada de las condiciones geográficas, de la población y del envejecimiento».

Respecto a la posible infrafinanciación de las comunidades, Marcos consideró que al abordar el modelo de financiación «no se puede hablar de que unas están más o menos infrafinanciadas, sino que todos queremos ver cómo se desarrolla ese modelo y todos tener beneficios».

El planteamiento inicial de Montoro, luego matizado, tampoco ha gustado ni a PP ni a PSOE en Castilla y León. Así, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes, Raúl de la Hoz, avisó este pasado jueves de que cualquier negociación sobre una posible «condonación parcial o renegociación» de la deuda con alguna comunidad autónoma «no debe suponer perjuicios» para las que han cumplido, como Castilla y León.

Además, de la Hoz aseguró sentirse sorprendido con que «algunos» se rasguen» las vestiduras con «supuesta propuesta» apuntada por el ministro de Hacienda cuando «hace muy poquito» el candidato socialista a la Generalitat de Cataluña, Miquel Iceta, realizó una similar.

«Desgaste»

«En todo caso, cualquier negociación de condonación parcial o renegociación no debe suponer perjuicios para comunidades autónomas como Castilla y León que han sido más respetuosas y responsables con el endeudamiento», subrayó el portavoz popular en declaraciones recogidas por Efe. Además, pidió «aclarar de una vez por todas el modelo de financiación autonómica», aunque situó la resolución de esta situación en un acuerdo nacional entre el PP y el PSOE. «Es muy fácil sentarse en el sofá y pedirle un modelo al Gobierno», apuntó como crítica a los socialistas, a quienes acusó de esperar el «desgaste» del Gobierno en asuntos como la financiación y Cataluña.

Crítico con el planteamiento inicial de Montoro se mostró también ayer el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes, Luis Tudanca. «No vamos a tolerar que esa quita o reestructuración no se haga de forma general para todas las comunidades autónomas, también para Castilla y León», afirmó.

Además, el también secretario regional del PSOE aprovechó para quejarse de que el ministro esté «chantajeando a las comunidades autónomas» con lo que considera una retención de los fondos comprometidos como entregas a cuenta para 2018, por la prórroga presupuestaria, y «ahora pretenda dejarnos fuera una vez más de mecanismos de financiación» que permitirían a esta Comunidad «tener un respiro». «Vale ya de parches, una nueva financiación autonómica», reclamó Tudanca, quien insistió en que el futuro sistema debe incluir los criterios de dispersión, envejecimiento y despoblación que marca a la Comunidad «para conseguir una mejor financiación para los castellanos y leoneses».