España

El vertedero de neumáticos de Seseña quedará sin ningún residuo cuando acabe el año

El Gobierno regional pedirá judicialmente que los costes de la limpieza y de la restauración medioambiental repercutan en el responsable de la parcela

Fotografía de archivo del vertedero tras el incendio
Fotografía de archivo del vertedero tras el incendio - De San Bernardo
EFE Toledo - Actualizado: Guardado en:

La parcela en la que estaba el vertedero ilegal de neumáticos de Seseña que ardió el pasado verano quedará sin ningún residuo cuando acabe el año, puesto que ya se han retirado el 50 % de los neumáticos que no ardieron, todos los alambres de los quemados y va a comenzar la retirada de las cenizas.

Así lo ha avanzado este viernes en Toledo el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha anunciado que el Gobierno regional va a pedir judicialmente que los costes de la limpieza y de la restauración medioambiental repercutan en el responsable de la parcela, al igual que en el caso de la nave de disolventes incendiada en Chiloeches (Guadalajara).

A preguntas de los periodistas, Martínez Arroyo ha precisado que el coste de las tareas de limpieza y restauración será de unos 3 millones de euros en el caso de Seseña, mientras que en Chiloeches será de en torno a 6 millones de euros, aproximadamente.

Martínez Arroyo ha comentado que aunque ambos incendios van a costar en un primer momento fondos públicos «y por lo tanto impuestos de los ciudadanos de Castilla-La Mancha», el Gobierno regional «va a repercutir este coste en los propietarios de las parcelas, en los responsables de ambos lugares».

Y en el ámbito estrictamente medioambiental, ha asegurado que en la parcela de Seseña «a final de año no va a haber absolutamente ningún residuo y la vamos a tener restaurada totalmente».

A su vez, en Chiloeches se están acabando las tareas de restauración medioambiental, porque «se ha hecho un trabajo muy rápido, que está prácticamente finalizado».

En este sentido, Martínez Arroyo ha indicado que está prevista una reunión con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), porque una parte de lo que se ha restaurado medioambientalmente es el dominio público hidráulico, dependiente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) «y evidentemente el Ministerio de Agricultura tiene que aportar su parte de este coste».

Por otra parte, ha aclarado que en los costes estimados de la parcela de Seseña no se incluye el proyecto de compra pública innovadora, para transformar en combustibles los neumáticos que no se han quemado, que va a tener cofinanciación de los fondos europeos Feder «y que va a ser el primer ejemplo de este tipo en toda la Unión Europea», ha destacado.

Al respecto, el consejero dicho de que está «especialmente orgulloso» de que en Castilla-La Mancha «podamos hacer un proyecto como este».

Asimismo, ha adelantado que dentro de un mes, aproximadamente, van a mantener una reunión con el director general de Medio Ambiente de la Comisión Europea, Daniel Calleja, «para cerrar esta cuestión y poder hacer en Castilla-La Mancha un proyecto que es transformar en combustible aquello que no tenía valor».

Se trata de «dar valor a aquello que no lo tenía y además ahorrarnos fondos en lo que es la climatización de edificios públicos de la región», ha añadido Martínez Arroyo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios