Los toledanos, de fucsia, se defienden de un ataque céltico
Los toledanos, de fucsia, se defienden de un ataque céltico - J.V. Landín/Atlántico Diario

1-0: Derrota del Toledo en Vigo en el último minuto

El filial del Celta gana un partido de muchas alternativas

ToledoActualizado:

El CD Toledo ha caído derrotado en la matinal de este domingo en

Vigo ante el filial del Celta por un gol a cero tras la disputa de un encuentro de muchas alternativas en el juego. El gol del equipo gallego llegó en el minuto 89, cuando los dos equipos daban muestras de que se conformaban con el 0-0 que campeaba en el marcador. Un ataque del Celta B que no parecía nada peligroso terminó con un despeje corto de Toño Vázquez a la izquierda del ataque local, lo que propició que el esférico le llegase a Juan Hernández. El extremo murciano, libre de la marca de un Tomás un tanto desubicado, disparó con gran calidad al palo corto de Pablo Alcolea, batiéndole por bajo.

El resumen del partido se puede hacer señalando que el empate hubiese sido el resultado más justo por lo presenciado a lo largo del choque, con dos equipos disputando una batalla en la que se repartieron las ocasiones de gol y el dominio del balón.

Había empezado fuerte el filial del Celta y, de esta manera, en el minuto 3 pudo adelantarse en el marcador por medio de un remate de cabeza de Riki Mangana, tras un lanzamiento de falta que llevó el balón fuera por poco. La réplica visitante llegó en el minuto 23, cuando un buen centro de Canario lo remató flojo Álvaro Antón a la manos del portero Sotres cuando estaba en buena posición. A la media de juego llegó una buena oportunidad para el Toledo merced a un disparo de Sergio García cuando estaba con buenas opciones de establecer el 0-1, pero el balón salió muy alto.

Los últimos momentos de la primera mitad fueron de color vigués. De esta manera, un lanzamiento de falta de Juan Hernández desde la frontal del área se fue a saque de esquina de forma milagrosa en el minuto 33. Brais Méndez tuvo en sus botas el 1-0 en una de falta desde la frontal, aunque salvó Alcolea tras un gran desvío en el minuto 45.

Tras la reanudación, fue el Toledo el que cogió el mando del partido y suyas fueron las mejores opciones de gol para llevarse la victoria. Así, en el minuto 47 Carlos Esteve gozó de un balón óptimo para rematarlo de cabeza, pero lo mandó a las manos del portero. La ocasión en la que el Toledo estuvo más cerca de la diana vencedora fue en el minuto 68. El lateral Tomás se sacó de la chistera un gran lanzamiento de falta directa desde la frontal del área enemiga y el esférico se fue lamiendo una de las escuadras de la portería gallega. De hecho, parecía que el balón había entrado en la meta de Sotres.

Continuó el Toledo en su empeño de conseguir los tres puntos en juego y estuvo muy cercano a hacerlo en el minuto 69. Fue como consecuencia de una gran internada de Sergio García, que la concluyó con un excelente servicio sobre la entrada de Jorge Ortí. Sin embargo, el zaragozano disparó a las nubes cuando estaba solo delante del portero rival. Esta jugada fue el «canto del cisne» para el fútbol ofensivo del equipo toledano. A partir de aquí, el Celta B cerró huecos atrás y pareció conformarse con el 0-0.

Por su parte, el Toledo era el dominador del balón, pero sin peligro de gol aparente. Incluso, un disparo de Drazic lo tuvo que salvar Alcolea de forma apurada en el minuto 77. Llegó entonces el fatídico minuto 89 de la contienda, un momento en el que el Toledo perdía un punto que tenía en su zurrón y que se quedó en Vigo gracias al mortífero disparo de Juan Hernández. Ya en la última jugada del partido, el Celta B pudo aumentar su diferencia en el marcador, como consecuencia de un disparo del alcarreño Pastrana, que desvió Pablo Alcolea a saque de esquina.