España

Bahamontes, ilusionado de ver «en vida» su escultura

La Fundación Soliss patrocinará la obra de Javier Molina Gil, vencedor de la bienal Julio Pascual, que se instalará esta primavera en el Miradero

Eduardo Sánchez Butragueño, Milagros Tolón, Federico Martín Bahamontes y Javier Molina - ABC
ABC - @abc_toledo Toledo - Actualizado: Guardado en:

El exciclista toledano Federico Martín Bahamontes ha afirmado sentirse ilusionado de poder ver «en vida» la pieza ganadora del II Premio de Escultura «Julio Pascual», una escultura del artista valenciano Javier Molina que simula al «Águila de Toledo», como era apodado, subiendo la montaña el día que ganó el Tour de Francia en 1959.

Federico Martín Bahamontes verá cumplido su «mayor deseo» la próxima primavera con la instalación de una escultura de homenaje en la subida hacia el Miradero, enfrente de la confluencia con Núñez de Arce, con motivo del II Premio Bienal de Escultura «Julio Pascual», de la Fundación Soliss, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Toledo y cuyo objetivo es el reconocimiento de la personalidad y la figura de toledanos ilustres y el embellecimiento de la ciudad.

Durante la presentación de la pieza ganadora del II Premio de Escultura «Julio Pascual», la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha manifestado que este proyecto le ilusionó «desde el primer día» al tratarse de un homenaje «al mejor embajador del deporte toledano y «a un amigo» con el que la ciudad estaba en «deuda», y se ha congratulado de que el resultado final tenga lugar, precisamente, «en un año muy importante para la ciudad», con la conmemoración del XXX aniversario de Toledo como ciudad Patrimonio de la Humanidad.

La primera edil ha estado acompañada en este acto, celebrado en el patio del Ayuntamiento, por Federico Martín Bahamontes; el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño y el escultor valenciano Javier Molina Gil, a quien ha correspondido el II Premio Bienal de Escultura «Julio Pascual» y cuyo trabajo representará «el espíritu deportivo de Fede, subiendo esas cuestas que tan famoso le han hecho», ha dicho la alcaldesa.

«Hemos llegado a meta»

Javier Molina ha manifestado que su objetivo era «captar al ciclista escalador en un momento de máximo esfuerzo» y dotar a la figura de Bahamontes del «máximo protagonismo». Asimismo, ha expresado la importancia que supone para su carrera contar con una obra en la capital regional y máxime cuando se trata de una representación «del mejor escalador de todos los tiempos».

Bahamontes ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento y la Fundación Soliss en la culminación de este, «su mayor deseo», del que ha destacado la posibilidad de disfrutarlo «en vida» y con el que siente que «hemos llegado a meta». El escalador toledano ha hecho repaso a algunas de las anécdotas que han marcado su vida y ha finalizado expresando su deseo que contar también con un museo «antes de que me muera».

Por su parte, Sánchez Butragueño ha agradecido a las diez propuestas que han participado en esta edición del Premio Bienal de Escultura «Julio Pascual» por ser todas «muy interesantes» y ha elogiado la «gran calidad de la escultura que tendremos a partir de la próxima primavera» en la ciudad.

La escultura de Bahamontes estará ubicada en un lugar «elegido por él», muy cercano a Zocodover y en la subida de la Cuestas de las Armas, «por donde pasan miles de turistas» desde el acceso por el remonte del Miradero. El material de la escultura será de bronce, con una patina oscura «para que resalte más con el entorno» y tendrá tamaño natural. El conjunto escultórico incorpora la bicicleta con la que Bahamontes ganó el Tour, en el año 1959, sobre una peana que lleva troquelado el águila de Toledo, lo que permitirá la proyección de este símbolo sobre el pavimento con la luz del sol.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios