Los Reyes, este jueves en la Biblioteca Nacional
Los Reyes, este jueves en la Biblioteca Nacional - DE SAN BERNARDO

La auditoría avala la «imagen fiel» de las cuentas de la Casa del Rey, que ve «libres de incorrección material»

Zarzuela acumula un remanente de 4,18 millones de euros en bancos y en efectivo para hacer frente a imprevistos

MadridActualizado:

La auditoría realizada por la Intervención General del Estado avala «la imagen fiel» de las cuentas de la Casa del Rey a 31 de diciembre de 2016 y afirma que «están libres de incorrección material». En su informe de 58 páginas, manifiesta que las cuentas de la Jefatura del Estado «expresan en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio y de la situación financiera de la Casa» y que la liquidación de su presupuesto, que ascendía a 7,775 millones de euros, se ha realizado «de conformidad con el marco normativo».

A los pocos días de ser proclamado Rey, Don Felipe anunció su decisión de someter voluntariamente las cuentas de la Casa del Rey a una auditoria, ya que, según la Constitución, esta Institución no está obligada por ley a someterse a la Intervención General del Estado. De hecho, el artículo 65.1 de la Carta Magna, establece que «el Rey recibe de los Presupuestos del Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma». Esta es la medida más importante de cuantas ha adoptado el Rey para dotar de la mayor transparencia posible a la Corona, que se sitúa entre las Jefaturas del Estado más transparentes del mundo.

El informe, al que se puede acceder en la web de la Casa del Rey, señala que la Jefatura del Estado cerró sus cuentas de 2016 con un superavit de 900.050 euros. Un ahorro que, como ya publicó ABC, se debió a la menor actividad que pudo desarrollar la Familia Real durante el bloqueo político que mantuvo a España durante diez meses con un Gobierno en funciones. No obstante, el saldo contable con el que se cerraron las cuentas fue de 734.091 euros, como consecuencia de diversos ajustes contables, motivados por amortizaciones de inmovilizados, diferencias de cambio de monedas y gastos anticipados, entre otros.

Añade que la Jefatura del Estado cerró 2016 con un remanente de 4,18 millones de euros, es decir, con 918.000 euros más de reserva que en 2015. Esta cantidad estaría disponible de forma inmediata «para hacer frente a gastos improvistos», ya que la Casa «no dispone de asignación extrapresupuestaria alguna», precisa.

En total, la Casa del Rey cerró 2016 con 4,6 millones en las cuentas de tesorería, aunque 370.188 euros son «obligaciones por cuenta de otros organismos». Los 4,6 millones se encuentran depositados en cuentas bancarias y en efectivo. En concreto, en fondos del Banco de España hay 3,45 millones de euros y en fondos de otras entidades financieras hay un millón de euros. En metálico, dispone de 75.071 euros y del equivalente a otros 72.915 euros en moneda extranjera.

A fecha de cierre, la Casa mantenía deudas por valor de 536.549 euros y tenía otros 446.833 euros pendientes de cobrar. La mayor parte de esta última cantidad se debe a pagos que corresponden a otros organismos o instituciones, pero que ha adelantado la Casa del Rey y su reembolso está pendiente de cobro. También se incluyen «pagos satisfechos por la entidad, como mediador de pago, por cuenta de miembros de la Familia Real, para su posterior reembolso por parte de los mismos». No obstante, el informe precisa que «dada la naturaleza de los deudores no se considera probable el deterioro de los mencionados derechos de cobro».