España

Retiran la acreditación al cónsul honorario de Letonia por secesionista

Vinyals exhibió en la Diada una estelada en la fachada del Consulado en Barcelona

El Ministerio de Asuntos Exteriores ha declarado al cónsul honorario de Letonia en Barcelona, Xavier Vinyals, «persona no aceptable para el desempeño de las funciones consulares» y le ha retirado el «exequatur» o autorización de que disfrutaba, después de que el pasado día 11, coincidiendo con la Diada, exhibiera una gran estelada en la fachada del Consulado, según supo ABC de fuentes solventes.

La decisión le fue comunicada ayer en el Ministerio, mediante una nota verbal, a la embajadora de Letonia en España, Argita Daudze. En la nota, se recuerda que cualquier consulado está legitimado para exhibir en la puerta o en el edificio de la oficina consular, incluida la residencia de su jefe consular, el escudo o bandera del Estado al que envía, pero no banderas de terceros, mucho menos si se trata -subraya- de banderas no oficiales que simbolizan el apoyo a un proceso ilegal de desconexión de una porción del territorio del Estado receptor y consiguiente constitución de un Estado propio.

Intromisión

El texto alude a la exhibición de la estelada en la fachada del edifico de la calle Iradier, 22, de Barcelona, donde se encuentra el Consulado honorario de Letonia, cuyo titular es Xavier Vinyals, conocido independentista catalán.

Exteriores considera que lo ocurrido el pasado día 11 refleja de forma pública el apoyo de Vinyals al proceso independentista, y, en su calidad de Cónsul, su intromisión en los asuntos internos de España, incumpliendo, de esa manera, el artículo 55 de la Convención de Viena de Relaciones Consulares del año 1963, que señala que «los locales consulares no serán utilizados de manera incompatible con el ejercicio de las funciones consulares».

Dado que ha constatado que en reiteradas ocasiones Vinyals ha incumplido la Convención de Viena y que de ello se ha informado varias veces a las autoridades letonas, el Ministerio de Exteriores le retira el «exequatur», que es la autorización que se otorga a los agentes diplomáticos extranjeros para ejercer sus funciones.

Ya el pasado martes, la embajadora fue convocada al Ministerio para expresarle la protesta por lo sucedido y hacerle entender la inconveniencia de que Vinyals continuara como cónsul honorario. Ante la falta de reacción por parte de las autoridades letonas, el departamento que dirige José Manuel García-Margallo, decidió tomar la medida de retirarle la acreditación.

Letonia provocó ya otra protesta del Exteriores cuando, en septiembre de 2013, tras la celebración de una cadena humana en Cataluña en favor de la independencia, el entonces primer ministro letón, Valdis Dombrovski, dijo que el movimiento independentista catalán tenía «un mensaje muy poderoso», preguntándose incluso: «Si hay legitimidad en el proceso, ¿por qué no apoyarlo?».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios