El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - ABC

El Gobierno cree que el aplazamiento de la investidura se debe a «la actuación del Estado de Derecho»

«Lo sensato es que se proponga un candidato limpio, que no esté inmerso en procesos judiciales», advirtió Rajoy

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recordó a Roger Torrent, minutos antes de que éste suspendiera el pleno de investidura de Puigdemont, sus responsabilidades. «Si incumple la resolución del Tribunal Constitucional, incurrirá en responsabilidades», avisó el presidente del Gobierno y, justo después, el presidente del Parlament aplazó el pleno.

Tras conocer esta maniobra, el Gobierno considera que la decisión «se debe el respeto a la legalidad», así como que el aplazamiento del pleno en el que se iba a investir de manera fraudulenta a Puigdemont «es la consecuencia obligada de la actuación del Estado de Derecho, tanto por la acción del Gobierno como de los tribunales».

«Volvería a hacerlo»

Rajoy, en la entrevista previa a la decisión de Torrent, se ha mostrado muy satisfecho con la resolución del TC, que prohíbe la investidura a distancia de Puigdemont, y le obliga a venir a España y pedir autorización judicial para poder presentarse a la investidura. «Tengo la conciencia muy tranquila, volvería a hacer lo mismo», ha comentado, tras días de tensión en La Moncloa, por el informe en contra que emitió el Consejo de Estado, previo a la interposición del recurso. «Respeto el informe del Consejo de Estado, pero nuestra obligación era recurrir».

«Mi obligación es preservar la unidad nacional, que se cumpla la ley y defender el derecho de todos los españoles a decidir lo que debe ser su país», ha subrayado. Sobre la prisión preventiva, ha subrayado que es una decisión que toman los tribunales, y él lo respeta. Rajoy ha defendido, además, la acción policial el día del referéndum ilegal.

«La obligación del Gobierno es garantizar la seguridad y los derechos policiales. La presencia policial no afecta a los derechos de Domenech», ha comentado, sobre las protestas del diputado de En Comú por la fuerte presencia policial alrededor del Parlamento catalán.

Candidato «limpio»

Rajoy ve así el horizonte inmediato en Cataluña: «Creo que la candidatura de Puigdemont no se puede someter a votación, salvo que se salten al TC. Lo más sensato es que el presidente del Parlamento propusiera un candidato limpio. Si no tuviera los votos, tras la primera votación transcurriría dos meses y después habría elecciones». Ese candidato «limpio» tendría que ser alguien no inmerso en procesos judiciales, que mostrara su disposición a cumplir la ley.

El presidente ha rechazado las críticas sobre una supuesta pasividad y por «judicializar» el asunto catalán. En el primer caso porque el Gobierno ha puesto en marcha el artículo 155, y en el segundo porque los tribunales son independientes y hay que cumplir la ley.

En la entrevista se ha referido a otros asuntos de actualidad. Por ejemplo, los Presupuestos de 2018. Rajoy ha insistido en que pretende que el Consejo de Ministros lo apruebe, si hay acuerdo, antes del 31 de marzo. Pero ha reconocido que a día de hoy no hay un acuerdo cerrado. En todo caso, ha explicado que si no hay Presupuestos, no se acabará la legislatura, pues están prorrogados los del año pasado.

Rajoy ha querido aclarar la polémica generada la semana pasada, cuando aseguró que no quería «meterse» en el asunto de la diferencia salarial entre hombres y mujeres: «La mayor diferencia entre hombres y mujeres viene del empleo. Hoy estamos en la situación de la historia de España en que hay más mujeres trabajando». La discriminación salarial, ha recordado, está prohibida. «Cualquier esfuerzo en esa dirección es imprescindible. Estamos caminando en la buena dirección, pero queda mucho por hacer», ha señalado.

También ha querido aclarar su posible repetición como candidato, ya que la semana pasada incluyó un «a día de hoy», que abrió todo tipo de conjeturas. «Fue solo una expresión», ha aclarado. Es decir, ha repetido su intención de volver a presentarse.

Más allá de la política, Rajoy se ha relajado más al hablar de fútbol. Ha asegurado que habrá Mundial de fútbol en Rusia, España participará y «ganaremos».