El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón
El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón - EFE

El Gobierno Foral de Navarra acudirá hoy a la manifestación en apoyo a los agresores de Alsasua

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, dice que los guardias civiles agredidos iban ebrios

PamplonaActualizado:

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (Bildu), apuntó ayer durante el pleno municipal a que los guardias civiles agredidos en la localidad navarra de Alsasua el pasado 15 de octubre de 2016 y sus parejas habrían bebido más de la cuenta y no pasarían un control de alcoholemia.

El concejal de UPN Fermín Alonso preguntó al alcalde si tenía intención de acudir a la concentración convocada el próximo martes en Pamplona, en apoyo a las víctimas de la agresión. Fue entonces cuando Asirón contestó con otra pregunta: «¿Usted apostaría a que los guardias civiles implicados en estos lamentables hechos hubieran pasado un control de alcoholemia?». Y él mismo se respondió que «a las 5 de la mañana, se sea un guardia civil fuera de servicio o se sea un joven de Alsasua es prácticamente imposible pensar que pueda pasar un control de alcoholemia». Terminó su intervención asegurando que «eso se ha convertido en un delito de terrorismo. Y eso me parece terrible».

El regionalista Fermín Alonso le acusó de lanzar «una infamia sin prueba alguna» y le reprochó que «retome el tradicional discurso de Batasuna de “algo habrán hecho las víctimas”».

Joseba Asirón será uno de los presentes en la manifestación en apoyo a los agresores de Alsasua que se celebrará hoy en Pamplona. Pero no será la única representación oficial en la marcha. Acudirá también el Parlamento de Navarra después de que el cuatripartito, Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izqquierda Unida, aprobara una declaración en tal sentido. También estará presente el Gobierno de Navarra en la persona de su portavoz, María Solana. La propia presidenta del Ejecutivo foral, Uxue Barkos, consideró ayer «necesaria» la presencia del Gobierno porque «lo que se está dirimiendo no es la impunidad de lo ocurrido sino el principio de la proporcionalidad, que es fundamental», consideró en una entrevista en la cadena Ser.

La manifestación pretende presionar a la Audiencia Nacional justo antes del comienzo del juicio para que la agresión a los dos guardias civiles y sus parejas no sea considerada un delito de terrorismo sino una simple pelea, que los tres jóvenes que permanecen encarcelados salgan de prisión y que el caso se juzgue en los tribunales de Pamplona.

También en Madrid

Los acusados no sólo estarán arropados en Pamplona. Los convocantes de la manifestación, los familiares de los jóvenes y una plataforma vecinal de apoyo, anunciaron ayer que el lunes estarán presentes en la Audiencia Nacional tanto diputados como senadores. En el año y medio que ha durado el proceso, representantes de Podemos o Izquierda Unida, además de los partidos nacionalistas, han mostrado abiertamente su apoyo a los agresores. También Amnistía Internacional anunció ayer su intención de estar presente.