Elecciones en Galicia 2016 Ada Colau inicia para Villares la fase «paracaidista» de campaña

Villares toma como ejemplo de gestión la labor de Ferreiro, Suárez y Noriega

Los alcaldes de las mareas junto a Colau y Villares ayer en La Coruña
Los alcaldes de las mareas junto a Colau y Villares ayer en La Coruña - EFE
MARIO NESPEREIRA - @abcengalicia La Coruña - Actualizado: Guardado en:

Hubo que esperar ocho días de la tenue campaña de En Marea para ver a Luís Villares rodeado del paisaje urbano. El candidato a la Xunta de Galicia recibió ayer en La Coruña un espaldarazo de Ada Colau y los tres alcaldes rupturistas ya a comienzos de la recta final, camino al 25 de septiembre. «Están faltando cosas, a ver qué pasa ahora», decían algunos líderes y miembros de la caravana. Faltan los «paracaidistas» que dan fuste a los eventos: Colau, Iglesias, Errejón o Garzón.

La ruta entra ahora en otra fase. Después de que el exmagistrado del TSXG dedicara los primeros siete días a visitar algunas de las zonas donde menos se respalda electoralmente a En Marea —hablamos de Chantada, Monforte, A Estrada, Verín y O Carballiño — el acto en el teatro Jofre de Ferrol, el de ayer en los coruñeses Jardines de Méndez Núñez y otro en la ciudad olívica, estrenan un periplo más masivo. Los actos vecinales van a ceder protagonismo al mitin clásico. Pero En Marea fía buena parte de su éxito en el «sprint final» a la llegada de los líderes de Podemos en Madrid y otras formaciones de la órbita rupturista. Hoy Errejón estará en Pontevedra, Iglesias y Garzón aterrizarán el martes y en los últimos días se espera a Carolina Bescansa.

La alcaldesa de Barcelona fue la primera en abrir la esa senda. Entre elogios a Ferreiro, Noriega y Suárez, dejó un mandato velado al proyecto que representa en Marea, en vista también ante el escenario político de Madrid: «Tenéis la enorme responsabilidad de mandar un mensaje de cambio a los pueblos del Estado». El futuro del populismo puede pasar por Galicia.

La tríada municipalista se encargó de asumir el papel que desde hace días correspondía a Beiras. Suárez afirmó que Feijóo es una suerte de «fantasma del miedo» que «no se sabe si sacará los tanques a la calle» cuando En Marea se alce con el triunfo. Noriega optó por señalar que el candidato del PP prefiere tener a la ciudadanía «en la esclavitud del siglo XXI». Ferreiro simplemente comparó al presidente de la Xunta con Carlos Negreira por su «incomparecencia» para terminar diciendo que la Comunidad«no merecía un presidente que nos tiene por idiotas».

El último turno de la mañana correspondió a Villares. Adelantó que en caso de ganar recuperaría la titularidad pública de los servicios privatizados y que seguiría el ejemplo de las ciudades de Santiago, La Coruña y Ferrol por «una forma de gobernar para la gente». Baltar, Barberá o Bárcenas continuaron siendo los nombres propios del discurso ya conocido. Solo la promesa de aprobar un decreto de emergencia social y las palabras calificando a EnMarea como continuadora del espíritu de las Irmandades da Fala tuvieron condición de novedad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios