Economía

Colombia interviene la filial de Gas Natural Fenosa

Electricaribe suma casi 1.300 millones de euros en facturas impagadas ante la pasividad del Gobierno local

La intervención fue anunciada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios - ABC

El Gobierno colombiano ha ordenado hoy la intervención de la distribuidora de electricidad Electricaribe, participada en un 85% por la española Gas Natural Fenosa, inmersa en una grave crisis financiera por los numerosos y cuantiosos impagos -tanto de particulares como de instituciones públicas- y por el fraude, lo que está repercutido negativamente en la prestación del servicio a sus clientes. Todo ello ante la pasividad de las autoridades locales y del propio Gobierno de Juan Manuel Santos, según vienen denunciando desde hace meses desde la empresa catalana.

La intervención fue anunciada por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios mediante una resolución que«busca asegurar la prestación del servicio de energía eléctrica en los departamentos abastecidos por Electricaribe: Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre».

El presidente de Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé, viajó el pasado fin de semana a Colombia para reunirse con miembros del Ejecutivo colombiano, entre ellos el presidente Juan Manuel Santos, para abordar la crisis abierta por la filial.

A principios de agosto, Gas Natural Fenosa notificó a las autoridades colombianas el inicio de una polémica a la luz del acuerdo internacional de inversiones recíprocas entre España y Colombia debido a esta deuda acumulada con su filial en el país sudamericano, Electricaribe.

Desde ese momento, existía un plazo de negociación de seis meses que, de no derivar en un acuerdo, puede provocar una denuncia de la empresa española ante la corte internacional de arbitraje del Ciadi.

Deuda por impagos de clientes

Gas Natural Fenosa ha cifrado en 4.074.328 millones de pesos colombianos (1.259 millones de euros) la deuda que acumula por impagos de clientes de electricidad en Colombia a cierre del pasado mes de septiembre. De este importe tiene provisionado aproximadamente el 83% (unos 1.044 millones de euros).

La pasada semana, en una conferencia con analistas para presentar los resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, aseguró que el grupo mantiene «la voluntad de cooperar» con el Gobierno colombiano para alcanzar una solución al problema, que pasa, según afirmó el directivo, por establecer un marco regulatorio en el país que le dote de la seguridad jurídica necesaria.

La filial colombiana de Gas Natural Fenosa ya había evitado este mes el inicio de un proceso de suspensión de actividad tras pagar cerca de 28.000 millones de pesos (8,5 millones de euros) al operador del sistema eléctrico del país.

Electricaribe fue adquirida por Unión Fenosa en el año 2000 y, posteriormente, se integró en Gas Natural cuando la gasista adquirió Fenosa en 2009.

La Superintendencia señala que ha procedido al nombramiento de Javier Lastra como agente especial de Electricaribe y que Tetra Tech, empresa global especializada en la intervención de compañías, apoya la acción.

En su cuenta de Twitter, el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, ha confirmado la suspensión de las negociaciones con Gas Natural Fenosa por «falta de capitalización», y ha señalado que la «intervención de Electricaribe es la mejor alternativa para garantizar servicio de energía para familias e industria» de la región.

«Buscamos solucionar este problema histórico de la mano de Gas Natural Fenosa accionista mayoritario de Electricaribe, pero no logramos en esta ronda de negociaciones un acuerdo para la capitalización de la empresa», añadió por su pare el Ministerio de Minas y Energía en un comunicado.

Gas Natural asegura que colaborará

Gas Natural Fenosa ha expresado su interés en «cooperar y colaborar» con las autoridades colombianas y asegura que la intervención de su filial en el país, Electricaribe, no afectará a su política de dividendos.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía española explica que mantiene la consolidación de Electricaribe en su contabilidad por el método de integración global y expresa su confianza en que la «administración temporal» de su filial «no tenga impacto sobre la operativa habitual de la sociedad».

«No se estima que la medida temporal de toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la compañía colombiana tenga impacto sobre el Ebitda (beneficio bruto de explotación) ni el resultado neto de Gas Natural Fenosa, así como tampoco sobre el 'cash flow', no afectando por tanto a su actual política de dividendos», asegura.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios