Economía

Una eléctrica colombiana de Gas Natural, al borde de la quiebra por la morosidad y el fraude

Las facturas pendientes de pago de Electricaribe suman más de 1.100 millones de euros

Factura de la compañía Electricaribe
Factura de la compañía Electricaribe - ABC

La compañía eléctrica colombiana Electricaribe, participada en un 85% por la española Gas Natural Fenosa (el 15% está en manos del Estado), atraviesa una situación «insostenible» por el mayoritario impago de facturas, tanto de particulares como de instituciones públicas, y el fraude generalizado. A finales de 2015, los recibos pendientes de pago sumaban más de 1.100 millones de euros.

Esta situación, que se arrastra desde que Unión Fenosa adquirió esa compañía en el año 2000 (posteriormente Gas Natural compró Unión Fenosa en 2009), no tiene visos de solución por la «dejadez del Gobierno y del presidente del país, Juan Manuel Santos».

Representantes de Gas Natural Fenosa han mantenido numerosas reuniones con innumerables ministros y portavoces del Gobierno colombiano durante los últimos años sin ningún resultado. Por eso, la compañía española notificó al Estado colombiano el pasado 12 de julio la existencia de una controversia, por lo que se inició un plazo de seis meses para buscar un acuerdo. Si no lo hubiera, Gas Natural Fenosa denunciaría el caso ante el tribunal internacional de arbitraje del CIADI.

Desde Gas Natural Fenosa subrayan su intención de llegar a un acuerdo que permita la viabilidad de Electricaribe, que conllevaría un incremento de las inversiones. Para ello piden una reforma judicial para evitar que la justicia colombiana obligue a la eléctrica a seguir suministrando energía aunque no paguen las facturas en los barrios deprimidos denominados «subnormales».

Entre 2005 y 2015, Electricaribe presentó 12.428 denuncias por fraude. De ellas, solo hubo 139 sentencias y únicamente 84 fueron con condena.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios