Vendée Globe

Dídac Costa: "El barco ya conoce el camino"

El catalán se muestra muy optimísta de cara a su próxima aventura de dar la vuelta al mundo en solitario

Dídac Costa atiende a los 5 periodistas españoles
Dídac Costa atiende a los 5 periodistas españoles - Sergio Patricio

"El barco ya se conoce el camino", con estas palabras se expresaba el bombero barcelonés Dídac Costa, único patrón español inscrito en la regata más importante y dura del mundo, la Vendée Globe, o lo que es lo mismo, la vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin ayuda exterior, el “K1” de la vela pesada mundial.

Dídac Costa afronta esta regata por vez primera y con el cuarto barco más veterano en cuanto a antuguedad, ya que se trata de un diseño de Humpreys & Clark, dibujo para la regatista británica Ellen MacArthur. El Imoca 60 "One Planet-One Ocean", fue construido en el año 2000 para la cuarta edición de la regata. La segunda ocasión que el barco navega en la Vendée es en la quinta edición y lo hace bajo el nombre de "Skandia", también bajo la tutela de Mark Turner.

El proyecto de Dídac se inicia cuando la Fundación de la Navegación Oceánica de Barcelona, adquiere el barco en 2007 y navega en su primera edición la celebrada en 2007-2008 bajo el nombre de "Educación Sin Fronteras". En 2010, segunda edición de la BWR, es rebautizado como "Fórum Maritim Catalán" y en la de 2014, tercera vez en la que participa, es rebautizado como "One Ocean One Planet by Pharmaton", con Dídac y Aleix Gelabert, ambos como copatrones.

Jordi Griso, intimo amigo de Dídac y que ha colaborado con él en la preparación del barco para la tercera edición de la BWR, recibe en el mes de diciembre una llamada desde el Cabo de Hornos de Didac, en la que se interesa por una ayuda médica para Aleix que se había herido en el codo. En el transcurso de la conversación Dídac le comenta a Jordi, “no te preocupes, que Aleix parece que se recupera y yo estoy bien ya que esto haciendo mi propia Vendée Globe”.

En ese momento nace el proyecto de Dídac y Jordi para participar en la octava edición de la Vendée Globe, y que justo a partir de las 13.02 horas del domingo 6, Dídac hará historia al cruzar la línea de salida, convirtiéndose en el cuarto español en participar tras el mítico y tristemente ya desaparecido José Luis de Ugarte, de Javier Sansó (con dos malogradas participaciones) y de Unai Basurko, todos ellos citados en orden cronológico.

Pero continuando con la historia, otro de los artífices que tiene mucho que ver en que Dídac salga el domingo, es el navegante francés Jean Le Cam, que tras ganar la tercera edición de la BWR, en la que había competido, Dídac acompañado de Aleix, pide que le aconseje a alguien que le acompañe a transportar su barco ganador el "Chimenee Poujoulat", a su puerto base en Port Laforet.

Esta navegación será clave en el desarrollo del proyecto, ya que tras 22 días de convivencia a bordo y mucha charla, el veterano Jean Le Cam, con tres Vendée Globe y dos regata BWR en su curriculum, decide apoyarlo ya que cree firmemente en Dídac.

Aparte de sus consejos y asesoramiento, a Jean Le Cam se le debe que la FNOB no termine por vender el barco con el que Dídac finalmente va a competir. En 2015, a principios, la FNOB empieza a aligerar peso, y uno de sus principales activos es la flota de Imoca 60, con los que había formado la Escudería de la FNOB. estos activos se ponen a la venta y en el paquete se incluye el viejo barco con el que Dídac y Aleix habían navegado en la tercera edición de la BWR. Por una vez, los gestores hacen caso a Le Cam y el barco y todo su equipamiento se quedan en Barcelona.

Tras un paréntesis de unos meses de negociaciones, en abril de 2016, la FNOB les cede, sin cargo alguno, el barco y las instalaciones para hacerle el "refit" y ponerlo a punto para la dura regata que se avecina. Quedan apenas 4 meses para hacerlo todo y en ese tiempo se forma el equipo de tierra con Jordi Griso de Coordinador general, con Aitor Ocerin que se ocupa de todo lo relacionado con el “riggin” y de Aleix Gelabert que es el “capitán del barco” de todo lo demás.

Tienen que buscar un patrocinador para cubrir los 350.000€ que cubren el presupuesto, siendo este el segundo más bajo de la regata. Dado que ninguna empresa española quiere saber nada del proyecto, Dídac toma la decisión de hipotecar su vivienda particular, con este dinero se compran dos nuevas velas y se cubren los costes del "refit". Con el barco listo y a dos días de partir hacia Le Sables d’Olonne, un rayo cae en el mástil del "One Ocean One Plane" y destroza la electrónica. De nuevo a empezar porque el estricto reglamento de la regata exige unos equipos mínimos para poder tomar la salida.

A través de un "crowdfunding" consiguen reunir fondos, que al día de hoy están en 26.250€ a tan solo 9.750€ de los 30.000 que necesitan.

Dos grupos diferenciados

Una regata claramente separada en dos grupos bien diferenciados, los que aun conservan el espíritu de la Vendée Globe que imperó desde el comienzo con barcos antiguos y presupuestos muy bajos, pero que entre ellos se ayudan constantemente, y el de los grandes profesionales con presupuestos que alcanzan la cifra de 6 millones de euros, como es el caso del "Banque Populaire" y parecidos en los 6 barcos incluidos el barco de los banqueros, entre los que se encuentran el "Safran", "Hugo Boss", "Gitana" (quizás el que más ha evolucionado e invertido en los foils). Sobre este asunto Dídac nos manifiesta con contundencia sentirse orgulloso de su situación y del grupo donde esta ubicado a nivel presupuesto y a nivel barcos.

También Dídac se muestra de acuerdo en que todas las dudas sobre si las nuevas unidades de Imoca 60, aguantaran el tirón de la dura regata en especial cuando tengan que navegar por las temibles y gélidas aguas del Atlántico Sur. "Hay muchos que caerán y yo iré a lo mío. Tengo mis planes y nadie me los va cambiar". Según Dídac, lo único claro es que el resultado final de la regata despejará las dudas ahora existentes, entre el barco tradicional con solo "outrigers" y los de última generación con "outrigers" y el añadido de los nuevos foils.

La respuesta para Dídac, que con tan solo finalizar habrá triunfado y para los demás retos planteados, la tendremos entre 3 y 4 meses, que aproximadamente durará la regata. Para los aficionados a los récords y anécdotas, el que más rápido la hizo fue en 2012-2013, que completo las 21.630 millas en 78 días, 2 horas y 16 minutos y el que más tardó, en la primera edición 1989-1990 que lo navego en 163 días, 1 hora y 19 minutos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios