Mutua Madrid OpenEl mejor de café de la tierra

En la Caja Mágica se expone una obra realizada únicamente de granos de café

Actualizado:

Se respira mucho más que deporte en la Caja Mágica. Desde que el recinto abrió sus puertas, un lienzo despierta la curiosidad del público que pasea por los pasillos del Mutua Madrid Open, no solo por su impacto visual, sino por el hipnotizante olor que desprende el producto del que está hecho, el café. Los espectadores pueden ver cada día de competición cómo un equipo de artistas contratados por Cafés Toscaf plasma en un mural a los tenistas Rafa Nadal y Garbiñe Muguruza.

Las figuras de los jugadores españoles están hechas con seis granos del mismo tipo de café, pero con diferentes tiempos de maduración, consiguiendo así los distintos colores. El cuadro comenzó a esculpirse un día antes de que la Caja Mágica comenzase a albergar sus apasionantes encuentros. Los creadores de la obra confían en que esté finalizada el sábado para poder exhibirlo en todo su esplendor el día de la esperada final del torneo.

Esta novedosa idea surgió para demostrar que el café y el deporte son dos elementos totalmente complementarios.Según José Luis García, director general de Cafés Toscaf, la ocurrencia nació para acercar a la gente un producto muy saludable. «Tiene muchos nutrientes que ayudan al deportista a recuperarse, ya que mejora la capacidad respiratoria y contribuye a recobrar las energías consumidas durante un encuentro de alto nivel», explica García a ABC.

El dirigente de la compañía cafetera, ferviente seguidor de Rafa Nadal, asegura que el café que más se asemeja al tenista español sería uno de los denominados «cafés de altura», propios de Colombia y de Nepal. «Son granos con mucho aroma y, a la vez, con mucho cuerpo. Además albergan infinidad de matices que hacen que un consumidor disfrute tomando una taza, igual que un apasionado del tenis al deleitarse con un partido de Rafa Nadal», afirma García.

Una vez concluido el torneo madrileño, el cuadro tendrá como destino un lugar privilegiado en una galería de la fábrica, donde guardan más trabajos similares. Todo el que lo desee también puede aportar su grano de café y pegar el suyo propio en el lienzo expuesto frente al estand de Cafés Toscaf, haciendo de ella una obra de todos los apasionados del tenis.