Copa DavisSergi Bruguera: «En la Davis se viven momentos duros, pero quiero repetir»

No pudo ganar la Ensaladera como jugador, y ahora quiere sacarse la espina como técnico. Tras batir a Gran Bretaña, ya piensa en Alemania

Actualizado:

Sergi Bruguera (Barcelona, 1971) ha debutado este fin de semana con victoria ante Inglaterra como capitán del equipo español de Copa Davis. Viene de ser entrenador de jugadores, como Richard Gasquet, y pasa a estar al frente de un equipo que aspira todo en la competición tras recuperar la categoría del Grupo Mundial. «Como capitán hay que hacer muchas cosas más. No es sólo el partido. Hay mucha diferencia», compara entre sus dos último rolles dentro del mundo del tenis. Ganador de Roland Garros en 1993 y 1994, reconoce que la Copa Davis es «una espinita» que quiere sacarse. En abril tiene el siguiente reto en cuartos de final contra Alemania. Ahora que ha vuelto al tenis, después de unos años retirado del tenis.

-¿Ha sido un buen debut como capitán?

-Es una ayuda hacerlo en casa. Estás mucho más cómodo, escoges la superficie que más te conviene y lo que mejor va a ir para tus jugadores. Eso es importante. Tenía ilusión y ganas. Me encanta la adrenalina que siente cuando compites. Lo he disfrutado mucho. Hay mucha tensión y se viven momentos duros, pero tengo ganas de repetir para la siguiente.

-Por la afición británica, en Marbella pareció que jugaron fuera en algunos momentos…

-Sabíamos que había muchos ingleses y que iban a animar, pero también los españoles han estado increíbles. Aunque al haber muchos británicos y el partido ser tan igualado, han mostrado su entusiasmo. Han estado genial las dos aficiones.

-Eran favoritos, pero Gran Bretaña ha estado muy combativo. ¿Lo esperaba?

-En la Davis no hay rival pequeño. Jugadores de los que no esperas nada se crecen y juegan increíble. Lo hemos visto con Cameron Norrie. No solo el primer día, sino también el segundo. No hay rival pequeño. Los que jugamos los sabemos y estamos preparados para todo.

-¿Y qué espera de Alemania?

-Tiene un equipazo. Alexander Zverev es el cinco del mundo y un gran competidor de copa Davis. Luego hay un equipo muy bueno detrás con Kohlschreiber, Struff, Meyer... Tienen un grandísimo doble. Es una eliminatoria muy complicada.

¿Es un buen año para ganar la Davis?

No. Están todos ilusionados de poder jugar. De ganar esta eliminatoria. Nadie piensa más allá.

-¿Y para usted qué supondría?

-Sería sacarme una espina de mi época de jugador, porque me habría hecho mucha ilusión. No pudo ser y ahora tengo ganas. Tengo la oportunidad de poder competir otra vez y a ver si alguna vez tengo suerte de poderla ganar.

-¿Volverá Rafael Nadal?

-Esta vez no ha podido ser porque no estaba bien recuperado de la rodilla y decidimos que íbamos a esperar a la siguiente para ver si puede jugar. Si es posible o no. Tiene ganas de volver a competir en la Davis y de volver a ganarla. La disposición por su parte es máxima.

Han venido los cinco mejores tras Rafael Nadal. ¿Qué supone eso?

He tenido mucha suerte. Todo el mundo tenía ganas de jugar y de venir. Los que no están aquí es porque había que escoger a cinco y el resto ha tenido que ser descartado. Todo el mundo tenía predisposición máxima y muchas ganas de jugarla.

-¿Por qué hay jugadores que prefieren no jugar?

-A veces es muy difícil. Hay que entender a los jugadores. Todo el mundo quiere venir, pero los calendarios son muy apretados. Te haces el calendario programado para los cambios de superficie o el «jet lag» y es difícil. Nadie se pondría a jugar Australia y venir a España la semana siguiente. Necesitas períodos de adaptación. Eso dentro del calendario hay jugadores a los que les es muy complicado y tienen que renunciar. No es porque no tengan ganas de venir.

-¿Qué se puede hacer para evitarlo?

-No lo sé. Lo de los tres sets estaría bien para los jugadores. Cinco sets en Copa Davis, con la tensión y los partidos que llega a haber, hacen que a la siguiente semana la gente llega muy exprimida y agotada. Sería una buena opción, porque saben que no se van a cargar un partido de cinco horas.

-¿Por qué deben los jugadores deben estar en la Copa Davis?

-Es una experiencia brutal de la que se puede aprender muchísimo. Es algo que no vas a encontrar en el circuito ATP. Es buenísimo y aporta muchísimo. Yo lo recuerdo con agrado. Cada vez que me llamaron competí. Me fui hasta México o Corea. Donde hubiera que defender a España. Me gustaba jugar la Copa Davis.

-¿Fue buena experiencia la doble capitanía de Conchita Martínez para las copas Davis y Federación?

-Eso es cuestión de lo que decida la Federación. Lo que hay que mirar es cuál es la persona indicada para sacar el máximo provecho de la Copa Davis y de la Copa Federación. El resto debe dar igual.

-¿Qué sello le gustaría dejar en su capitanía?

-Aportar mi granito de arena a los grandísimos jugadores que son. Ayudarlos a sacar su mejor versión. Quiero aportar y protegerlos dentro y fuera de la pista. Que estén orgullosos de su capitán.